in , , ,

Inicio muy alentador en las ligas “Erick Díaz” y “Champagnat”

Foto: Megamedia

 

Sábado de fiesta: inauguran las ligas “Erick Díaz” y “Champagnat”, con más de 300 equipos

La jornada futbolera, llena de ímpetu, abrió muy temprano el calendario de dos de las cuatro ligas más importantes de Yucatán, y cerró entrada la noche con la misma intensidad y emociones.

Unos cinco mil jugadores, de más de 300 equipos y de cerca de cien clubes, dieron brillo a las inauguraciones de las ligas “Erick Díaz Palma”, del Rogers, y “Marcelino Champagnat”, de la comunidad marista.

De un inicio con los primeros rayos del sol, hasta el cielo iluminado por los fuegos artificiales, cuando el gobernador Mauricio Vila Dosal y otros tres invitados dieron la patada inicial, un acto simbólico convertido en una tradición.

Unos dos mil jugadores de 130 equipos y más de 40 instituciones armaron la fiesta en la ceremonia de apertura de la “Erick Díaz Palma”.

La lluvia que cayó en la madrugada en la zona donde se encuentra la Unidad Deportiva del Rogers, en Periférico Norte, desapareció y un sol esplendoroso, que sacó intenso bochorno, iluminó la mañana en una colorida y calurosa, en lo humano, ceremonia inaugural.

Muchos homenajes se vivieron en la mañana. Uno fue a los integrantes de uno de los mejores equipos del Rogers, de la generación 78-80, que tuvo en sus filas al hoy gobernador yucateco Mauricio Vila Dosal, a quien le prepararon una playera con el número 7, pero no le pudieron entregar personalmente, ausente por cuestiones de agenda.

Una triple patada inicial puso fin al acto de apertura. Antes, la directora del Rogers, Lorena Laviada de Regil, dio la bienvenida; Carlos Sáenz Castillo, director del IDEY atestiguó y Jorge Gamboa Wong, director de Bienestar Social del Ayuntamiento, tomó la protesta de estilo. Y cumplido el acto protocolario, sonó la ocarina. La fiesta del fútbol comenzó con los primeros partidos de un largo calendario.

Otra gran fiesta

Por la tarde, otra fiesta masiva para honrar al soccer. Y el “7” del Rogers que no pudo estar en la mañana, ahora sí pudo llegar al otro circuito del que fue parte.

Mauricio Vila fue el encargado de declarar inaugurada la temporada número 49 de la “Champagnat”, una Liga en la que él fue también jugador muchos años asistiendo a las aperturas en el CUM de Cordemex, lleno a reventar, entre jugadores de más de 180 equipos y unos tres mil jugadores.

Vila Dosal, en su primer evento deportivo de manera oficial como gobernador, no solo habló de su paso en la Liga como jugador y como autoridad invitada desde hace años. Hizo énfasis en reuniones que sostuvo entre viernes y sábado con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador y de la importancia que tendrá el deporte en su gestión y en la que encabezará el tabasqueño desde el 1 de diciembre.

Fue, esta última, una ceremonia con mensajes emotivos. “Después de un juego de fútbol, no debe haber ni vencedores ni vencidos. Intentemos ser mejores personas después de cada partido”, dijo Alfonso Marroquín Ramos, director del CUM, y en un recordatorio, el hermano marista Javier Ocaranza Sáenz, destacó: “Esta unión, ahora por el fútbol, es el sueño de San Marcelino”. Se homenajeó al representante de los equipos de Glorieta Chuburná por sus 20 años en la Liga.

Cuatro patadas, del gobernador, del presidente de la Liga, José Luis Millet Bolio; del director del IDEY y el director de Bienestar Social meridano, sirvieron para romper las hostilidades. Y entonces, el cielo se iluminó con la pirotecnia.

Fue, siempre, una jornada de intensidad, de camaradería y, sobre todo, de mucho sentimiento, con fútbol y sin él. El balón rodó y seguirá moviéndose la siguiente semana con las ligas “Juan N. Cuevas”, de la Modelo, y “Álvaro García”, del Patria.

La fiesta, por ahora, ya comenzó.— Gaspar Silveira

 

La LMP quiere traer partidos de la MLB

Incendio en instalaciones de la CFE