in ,

La noche del “Toro”

Foto: Megamedia

Valenzuela y su proeza de béisbol en pleno Mundial

Viernes 29 de junio de 1990. Un día más del Mundial de Italia y en el planeta no se hablaba más que de fútbol.

Ese día era descanso en el “Mondiale”, por lo que los medios dedicaron sus espacios a reportajes especiales. El Diario fue uno de ellos.

Eligió para la portada de su sección especial una información relacionada con un tema desarrollado en interiores sobre los jugadores más caros del Mundial. Y así se iban todos. Algo ya cotidiano ver el fútbol en las tapas.

Fernando Valenzuela es un tipo tocado por una varita mágica. Y con su carrera a menos, desbarató los planes de los medios deportivos.

El “Toro” se convirtió entonces en el primer mexicano y latinoamericano en lanzar un juego sin hit ni carrera en las Grandes Ligas. Ya siendo un serpentinero con kilos de más y con espejuelos, hizo una fiesta mexicana en el Dodger Stadium silenciando la ofensiva de los Cardenales de San Luis, uno de los equipos más difíciles de dominar en esa época.

Los Dodgers ganaron el encuentro 6-0 con la heroica labor de Fernando, quien antes de subir a la loma se enteró de que Dave Stewart había dejado sin hit ni carrera a los Azulejos lanzando para Oakland en Toronto.

¿Un sin hit? Para nosotros no alteraba nada: había para encabezar la Sección Deportes, un cuaderno en blanco y negro con todo lo no mundialista.

Pero a la media noche, tras 2.41 horas de juego, el “Vale” dominó a su excompañero y amigo Pedro Guerrero con rodado fuerteque pasó debajo de su guante. Pero se fue directo a las manos de Juan Samuel, quien pisó segunda para forzar al “Venado” MacGre y tiró a primera para una doble matanza. Fue el lanzamiento 119 de Fernando en una noche histórica en Dodger Stadium, festivo con 38,583 espectadores.

Y Valenzuela puso al béisbol como noticia en el mes más futbolero de cada cuatro años. El recuerdo del sin hit de Fernando perdura cuando se habla del famoso “Mondiale 90”.— Gaspar Silveira

La LMB anunciaría mañana cancelación