in

La rotación fue lo mejor

Valdez, Negrín y Samayoa, muy sobresalientes

La primera mitad que vivieron los Leones de Yucatán fue, definitivamente, para el olvido. Aunque se diga lo contrario.

Pero entre lo rescatable, sin duda, estuvo la rotación. Estuviéramos hablando de que tendrían de números sobresalientes de Yoanner Negrín y José Samayoa si el relevo no hubiese fallado tantas veces, especialmente al inicio de la temporada, y si el bateo oportuno y el simple hecho de jugar béisbol como se debe. O muy sobresalientes en el caso de César Valdez, quien cerró la primera mitad con marca impecable de 9-0.

El tridente de la rotación va de la siguiente forma: Valdez (9-0 y 2.71 de carreras limpias), Negrín (5-3 y 2.87) y Samayoa (1-2 y 3.04). Suman 15 victorias entre los tres, pero, en definitiva, podrían ser hasta 25 o más.— Gaspar Silveira Malaver

 

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar