in ,

Dos héroes mexicanos en el campeonato de los Dodgers

Víctor González, pítcher mexicano ganador del partido (Foto de AP)

Los mexicanos Julio Urías y Víctor González brillan y los Dodgers de Los Ángeles vuelven al trono después de 32 años

Dave Roberts salió del dugout y elevó los brazos en señal de triunfo. Los Dodgers de Los Ángeles, guiados por los brazos de dos sensacionales lanzadores mexicanos, regresaron al trono de la Serie Mundial, venciendo 3-1 a las Rayas de Tampa Bay en el Juego 6, en el Globe Life Field.

Un final cumbre para la temporada de la pandemia de coronavirus.

Roberts, con todo, porque tuvo al mejor equipo de la temporada, y pese a todo, porque tuvo atrevidas decisiones, cuestionables eternamente, pudo hacer campeones a los angelinos por primera vez desde 1988.

Empieza el festejo de los Dodgers, campeones de 2020 (Foto de AP)
El mexicano Julio Urías se anotó el salvamento (Foto de AP)
Justin Turner dispara elevado a los prados (Foto de AP)
Víctor González, pítcher mexicano ganador del partido (Foto de AP)
Julio Urías celebra tras sellar el triunfo de los Dodgers (Foto de AP)
Celebración en Los Angeles (Foto de AP)

Brillan los mexicanos a la hora buena

Julio César Urías, un jovencito de Culiacán que fue sometido a seis operaciones por un tumor benigno en un ojo, ponchó a Willie Adames para el último out de un juego que, a mitad del camino, estaba siendo tormentoso para Roberts y sus Dodgers.

Y Víctor González, otro joven mexicano, de Nayarit, que se hizo profesional para cumplir la promesa a su padre al morir, se anotó la valiosa victoria con un relevo formidable de cuatro outs seguidos. No se puede pedir más: en el momento oportuno, con sus mejores actuaciones.

Así como a Roberts le llovieron críticas y ofensas por la forma en que dirige, probablemente a Kevin Cash, su colega de las Rayas, le será igual. Anoche hizo un osado movimiento al sacar a su abridor Blake Snell cuando lanzaba una joya, y sus relevistas acabaron con la ilusión de ganar el Juego 6.

En tres palabras, lo estropeó todo, con ese cambio de lanzador, basándose en la famosa sabermetría que domina al béisbol moderno y que los puristas critican.

La debacle

Las Rayas ganaban 1-0 hasta entonces, con cuadrangular de Randy Arozarena, convertido de novato a súper estrella. Su décimo jonrón en la postemporada, todo un récord, llegó en el acto inicial. Pero allí y en la siguiente, Tampa dejó dos corredores en base, un error craso porque el inestable bullpen de los Dodgers estaba para noquearlo.

Y cuando Snell se fue, la debacle momentánea y letal. En la sexta, hit de Austin Barnes, doblete de Mookie Betts, un wildpitch para el 1-1 una rola a primera para que timbre Betts. ¡Suficiente!

Entró González a realizar un relevo de gente grande. Tal vez ni él pensaba estar en este escenario, porque, tras someterse a la operación Tommy John, dudó en regresar a la Gran Carpa, en la que debutó apenas este año. Y entró a cerrar la séptima Urías, para acabar con relevo impecable.

Un mexicano fue el ganador y otro tuvo salvamento. Más grande imposible para un país que desde Melo Almada, en los años 30, se estrenó en el Gran Circo.

Los Dodgers de 2020 recibieron su trofeo en la temporada de los cubrebocas. A la altura de los Duke Snyder, de los Sandy Koufax, de los Tom Lasorda, Fernando Valenzuela, Orel Hershiser y Kirk Gibson.

Un año tan difícil, expectante, sumamente extraño y, definitivamente, histórico.

Leer: El cetro de las Mayores, de números locos

Leer: Ya son 12 los mexicanos campeones en la Gran Carpa

súbete a mi moto

"Súbete a mi moto" a través de los ojos de su productora

norte de finados Yucatán

El ''norte de finados'' azotará el viernes 30 en Yucatán