in ,

Las derrotas en el baloncesto causan varias sorpresas en Estados Unidos

Kevin Durant (7)

Estos juegos no cuentan. En este momento, eso es lo único que salva a Estados Unidos.

Y quizá por primera vez en los 29 años que los jugadores de NBA integran al equipo nacional, escucharon abucheos al concluir un juego — y en su casa, nada menos.

Estados Unidos ha dejado dudas en su juego al perder con Nigeria y Australia como parte de su preparación. Y ahora los campeones olímpicos defensores tienen marca de 0-2 en su serie de cinco partidos de exhibición previos a la justa de Tokio.

Perdieron duelos consecutivos por tercera ocasión desde que los jugadores de la NBA comenzaron a vestir de rojo, blanco y azul en 1992.

Las otras dos instancias: dos juegos seguidos en el Campeonato del Mundo FIBA 2002 y dos seguidos en la Copa del Mundo 2019. Estados Unidos terminó sexto en el primer torneo y séptimo en el segundo. Aunque estos entrenamientos glorificados, esto es cierto —una medalla no parece algo seguro para Estados Unidos.

Crédito a los rivales

El español Pau Gasol que afronta “con ganas e ilusión” la última gran cita de su carrera con la selección en Tokio, un equipo que “mantiene el espíritu independientemente de quien esté” y que espera pueda “hacerlo bien”.

El gran dominador histórico de los Juegos, Estados Unidos, ha perdido sus dos últimos amistosos contra Nigeria (90-87) y Australia (91-83), algo a lo que Pau no da mucha importancia. “Al final todo el mundo tiene ganas de jugar contra EE.UU. y aunque sean amistosos, ellos están empezando, tienen un equipo con muchísimo talento y siguen siendo favoritos”, explicó.

“Está claro que es raro ver a Estados Unidos perder dos partidos seguidos, pero no dejan de ser dos partidos amistosos y hay que darle el mérito a Nigeria que tiene buenos jugadores y que no solo ha ganado a Estados Unidos sino que ha metido 20 a Argentina, y Australia que siempre compite, tiene grandes jugadores y van a estar ahí en la pelea por medalla”, finalizó.—EFE Y AP

Aumenta el envío por SPEI

En Yucatán 895 adultos mayores cursan la primaria