in

Laura Marrufo, la dama de oro

El entrenador Eduardo Kumi calienta a Laura Marrufo antes de uno de los combates eliminatorios

Segunda corona en luchas para la joven estudiante de la Uady, que saborea al fin la miel del éxito

Laura Marrufo Mena tenía sobre su diminuta imagen, desde antes de iniciada la edición 2019 de la Universíada Nacional, el peso de toda una institución esperando la medalla de oro.

Por fin, en el día en que se cerraron las competencias, la joven estudiante de la Licenciatura de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, puso a la Universidad Autónoma de Yucatán, la anfitriona de esta Universíada, en lo más alto del podio. Laura se proclamó campeona por segunda vez de esta aguerrida disciplina, al vencer ayer en la final a Nadia Michell Tanori Parra, joven de la Universidad Estatal de Sinaloa, en una maratónica, calurosa y a ratos sofocante sesión en el tapiz del Complejo Deportivo La Inalámbrica, en la categoría de menos 57 kilos.

Hasta entonces, la Uady sumaba tres medallas de bronce (en ajedrez y esgrima).

Y todo estaba cifrado en Laura. El año pasado, en Estado de México, se proclamó campeona y se esperaba que repitiera en casa.

En la semifinal, saldó rápido su batalla, en menos de un minuto, ganándose las ovaciones de buen número de espectadores, entre compañeros deportistas, estudiantes y directivos de la máxima casa de estudios de Yucatán presentes pese al intenso calor.

Y en la final, en dura batalla, pudo alzar la mano para refrendar su corona.

La responsabilidad de Laura era enorme. No en balde tuvo el privilegio de ser la elegida para encender el pebetero del fuego universitario para la ceremonia de apertura.

Por eso y por muchas cosas más rompió en llanto cuando salió del área de combate, bañada en sudor, cargada de emociones, antes de recibir la medalla en el podio.

“No tengo palabras para explicarlo, me siento muy agradecida, muy fortalecida en muchos aspectos, muy bendecida”, afirmó la campeona.

Laura Marrufo agradeció a su entrenador. “Me ha acompañado en tres años. Hemos pasado por muchas cosas, muy difíciles, lesiones, austeridades, y lo superamos, estoy agradecida por él, por la confianza”.

Y fue más allá, en lo que tocaba al peso de jugarse el todo por el todo para darle a la Uady la medalla de oro en el cierre de las competencias en su propia casa.

“Me queda claro que ser jaguar va más alla de lo que todos pueden pensar. Es un orgullo poder hacerlo”, expresó la deportista.

Era el día final y Laura le puso el broche de oro.

Ahora, se enfocará en terminar la Licenciatura en Ciencias Biológicas.

“Este cierre es parte de mi crecimiento personal. Y tengo que trabajar para los objetivos siguientes”, manifestó.— Gaspar Silveira Malaver

 

Yucatán vence a Oaxaca y llega a cuatro al hilo

El Cartón de Tony: Juego de trenes