in ,

Leones vencen a Diablos Rojos y empatan serie

Foto: Megamedia

Montes y Geiger comandan la blanqueada de los Leones sobre los Diablos

La ley de las probabilidades indicaba que tarde o temprano tenían que salir las cosas. Ayer temprano, el mánager Luis Carlos Rivera insistió en que “vamos tranquilos, esto se va a ajustar. Tenemos que ser menos ansiosos y hacer los pitcheos correctos”.

Y sí, lo hicieron. No solo fue hacerlo, sino hacerlo bien.

Aldo Montes cumplió con otra gran salida de parte de los abridores y los cañoneros batearon 12 incogibles para aplastar 8-0 a los Diablos Rojos del México.

Por fin una victoria en el casillero de los campeones de la Primavera, luego de cuatro descalabros. Cuatro noches que, aunque se diga que no, sí encendieron las alarmas en la cueva. Malos pitcheos, corrido de bases inadecuado y ansiedad en la caja.

Pero anoche se borró todo eso. Lo básico fue pitchear como hizo Montes y ser oportunos en los dos primeros tercios del juego.

Cuando llegó el momento de usar a los hombres del bullpen los Leones ya tenían una ventaja considerable. Y ahora sí no la perdieron.

Dustin Geiger conectó jonrón de dos carreras en la primera entrada y por como fue todo, con eso hubiese bastado.

Yucatán le dio tupido a Matt Gage en la segunda y le hizo tres carreras más, además de una tercera, cuarta y quinta.

Muchas veces en la charla previa al partido de ayer Rivera habló de que saldrían las cosas y que los peloteros poco a poco entrarían en sintonía. Pues les sucedió.

Montes tuvo una actuación sensacional. El tijuanense, cuya incursión como abridor data del año pasado, dejó en un imparable a los pingos en seis episodios, mostrando un gran dominio de la situación. Y eso ante los infernales no es poca cosa

Un bombeadito al central en la tercera entrada fue la única mácula en una labor que hizo más grande el aporte de los hombres de la rotación al pitcheo león.

No firmó pasaportes y engomó a siete, a varios con una slider que rompía sabroso.

Solo un susto

La séptima la despachó Sergio Alvarado y Dalton Rodríguez puso a temblar a todos en la octava, en la que aceptó dos hits de inicio y tuvo casa llena. Pero salió a flote. Y la respiración volvió a la normalidad.

Y de la novena entrada se encargó Julián Arballo, sin sobresaltos.

Tras engarzar José Juan Aguilar el aut 27 los aficionados celebraron y los peloteros por fin se reunieron en el centro del campo para su primera foto. Montes recibió el baño de agua helada, nunca tan esperado como anoche.

La serie finaliza hoy. El recién llegado Luis Alonso Mendoza fue anunciado para abrir por los Leones, ante el equipo que lo dejó libre dos días antes del playball.

Ley de las probabilidades, anoche. Y se puede dar hoy la frase famosa de “para que la cuña apriete”.

Lo vemos en la noche. Esto se va a poner bueno.— Gaspar Silveira Malaver

América es campeón de Copa MX luego de vencer a Juárez

Hacienda Teya cumple 45 años de sus actividades