in ,

Los Cohetes, muy intensos

James Harden

Lo mejor de la final del Oeste está por jugarse

La figura del escolta James Harden, que se hizo sentir una vez más en el juego ofensivo de los Cohetes de Houston al anotar 30 puntos en el cuarto partido de las finales de la Conferencia Oeste, que ganaron a domicilio 92-95 a los Guerreros de Golden State, reconoció que la clave del triunfo estuvo en la intensidad defensiva que aportó todo el equipo.

“Cierto que anotamos los tantos decisivos en el cuarto periodo y tuvimos un segundo que nos metió de nuevo en el partido, pero la clave se dio cuando en los últimos 12 minutos nuestra defensa silenció a su ataque”, dijo Harden. “Debemos mantener la misma actitud e intensidad en el quinto”.

Harden, que anotó 11 de 26 tiros de campo, incluidos 3 de 12 desde fuera del perímetro, destacó que el equipo entendió que había que luchar si querían ganar.

“Después de ver como jugamos en el primer cuarto, todos nos dijimos que había que luchar lo hicimos y ahí está el resultado una victoria que necesitábamos”, subrayó James. “Ahora la serie se tendrá que decir a tres partidos y nosotros tenemos la ventaja de campo”.

Harden tuvo palabras de elogio hace el base Chris Paul, el jugador nueve veces nombrado al Partido de las Estrellas, que llegó para ayudarle a luchar por estar en las Finales de la NBA y lo demostró en el campo.

“Es uno de los mejores bases de la liga y su apoyo fue decisivo tanto con los puntos que consiguió como por la fuerza mental y ánimo que infundió al equipo”, destacó Harden. “Su aportación ha sido decisiva”.

Reacción decisiva

Paul reconoció que después del parcial de 34-17 que les anotaron los Guerreros en el tercer periodo había llegado el momento de reaccionar con la mejor defensa y eso fue lo que sucedió.

“Sabíamos que si queríamos ganar tendríamos que cambiar de actitud, de salir y luchar cada balón, sin importar el resultado”, dijo.

Paul hizo que el equipo reaccionase, especialmente el escolta Eric Gordon, que se encontró con su mejor toque de muñeca y el resto del equipo jugó una gran defensa para el parcial final de 12-25 que hizo posible la remontada de los 10 puntos con los que estaban abajo al concluir el tercer periodo (80-70).

“Sabíamos, sobre todo nuestro entrenador que si jugábamos defensa las cosas cambiaron a nuestro favor, y ahí estuvo la clave”, valoró Paul. “Ahora hemos aprendido la lección y por primera vez en lo que va de eliminatoria entendimos que con intensidad y presión somos un equipo difícil de ganar”.

Paul admitió que el equipo “necesitó” aprender la lección y a partir de ahora todo será diferente.

Por su parte, el entrenador de los Cohetes, Mike D’Antoni, admitió que el equipo jugó su mejor defensa en lo que va de la eliminatoria.

“Pienso que ha sido el nivel más alto que hemos tenido en cuanto a rendimiento defensivo se refiere”, valoró D’Antoni durante una entrevista. “No debemos olvidar que estamos hablando del mejor equipo ofensivo que habido nunca en la NBA y no solo esta temporada”.— EFE

La portada del día

Los mayores goleadores en un mundial