in ,

Los Jefes de Kansas City: Dinastía en proceso

Apenas tenían horas de haber ganado el Super Bowl en su edición 54, pero los Jefes de Kansas City ya piensan en formar un equipo que marque época

Los festejos comenzaban, pero la menta vuela y piensa en grande.

“Ganaremos de manera consecutiva. Repetiremos. Tenemos que ganarlo de nuevo, pero por ahora tenemos que celebrar”, declaró Chris Jones, ala defensiva de los Jefes de Kansas City, quien fuera reclutado en segunda ronda del Draft 2016 de la NFL por los de Andy Reid.

Kansas City estuvo diez puntos abajo en el marcador al inicio del último cuarto. Sin embargo, Jones aseguró que nunca tuvo duda de que podían remontar, ya que “tenemos a Pat (Mahomes), tenemos al entrenador (Andy) Reid”.

El defensivo de 25 años quiere emular con Kansas City lo que hicieron los Empacadores de Green Bay en las ediciones I y II, Delfines de Miami en las VII y VIII.

Además de Acereros de Pittsburgh en las IX y X, así como en las XIII y XIV, 49’s de San Francisco en las XXIII y XXIV, Vaqueros de Dallas en las XVII y XVIII, Broncos de Denver en las XXXII y XXXIII y Patriotas de Nueva Inglaterra en las XXXVIII y XXXIX.

Y no hay argumentos para debatirle. Nada es seguro, pero las armas la tienen, pero ahora solamente deberían celebrar la gloria.

Patrick Mahomes no fue tan dominante como en otros partidos, tal vez por su inexperiencia, pero fue designado Jugador Más Valioso, pues en números no le fue para nada mal en Miami.

Aunque muchos esperaban que esta condecoración se la dieran a Damien Williams —hizo dos anotaciones—, Mahomes levantó la mano para ser un quarterback que marque época.

Los 49’s no pudieron explotar sus características en el gran partido. Corrieron más que los Jefes, si, pero por aire —y en general— Mahomes le comió el mandado a Jimmy Garoppolo y evitó que pudiera sumar un Vince Lombardi más —y el primero siendo titular en un equipo— en su carrera.

La defensa falló en la presión y tal vez esa pudo haber sido la diferencia.

Shanahan falla otra vez en un juego importante

El entrenador en jefe de San Francisco no pudo con el paquete

Kyle Shanahan tendrá que responder a los cuestionamientos por otro colapso en el Super Bowl, ahora como entrenador en jefe.

Después de que fue acribillado toda la semana por los reporteros que lo cuestionaron sobre la derrota ante Nueva Inglaterra hace tres años, después de estar arriba por 28-3 cuando Shanahan era el coordinador ofensivo de Atlanta, el primer Super Bowl de Shanahan como “head coach” terminó con otro derrumbe en el tramo final del partido.

En dos presentaciones en el Super Bowl, los equipos de Shanahan han sido superados 46-0 en el último periodo y en tiempo extra. Sólo él podrá reflexionar sobre lo que salió mal para dejar escapar dos campeonatos.

Shanahan ha estado al frente de siete ofensivas en el último cuarto en Super Bowls y sus equipos registran cuatro patadas de despeje, dos balones sueltos, un fallido intento en cuarto y sólo seis primeros downs.

Los 49’s parecían estar completamente en control cuando interceptaron a Patrick Mahomes por segunda ocasión con 11:57 minutos por jugar y con ventaja de 10 puntos.

Pero después el entrenador que es conocido como uno de los más innovadores estrategas no pudo encontrar la mejor jugada para ayudar a los 49’s a sellar el triunfo.

Mucho qué pensar y lamentar para Shanahan, que no pudo darle a San Francisco su sexto trofeo Vince Lombardi.— AP

Síguenos en Google Noticias

“Salió del aislamiento”

Un mar amenazado