in ,

Los Leones caen en el primero ante los Generales de Durango

Izquierda

Durango frena a Valdez

En el día que celebraron el primer aniversario de la coronación en la Primavera en 2018, a los Leones pareció faltarles el béisbol que les llevó a esa épica victoria.

Los Leones desperdiciar una gran salida de César Valdez por segunda apertura consecutiva y perdieron 6-1 ante los Generales de Durango, en el primer partido de la serie en el Estadio “Francisco Villa”.

Totalmente injusto para Valdez. Aunque esta vez dejó el partido perdido 2-1, con una carrera de herencia que luego fue a su contabilidad, el dominicano dio una cátedra durante siete actos.

Pero sin apoyo, terminó sufriendo su primera derrota en 15 decisiones (este año va con 9-1).

Los Generales tomaron desprevenido a Valdez y le hicieron dos anotaciones en la primera entrada, y de allí, el derecho dominicano caminó tranquilamente, fiel a su costumbre de hacer pocos lanzamientos y dominar, especialmente con rodados. Y cero bases por bola.

Bien todo hasta allá.

¿Y qué fue lo que pasó?

Que los Leones se quedaron adormilados ante la serpentina de Amílcar Gaxiola. Y cuando pudieron hacerle daño al zurdo, fueron los mismos melenudos los que no se perdieron.

Un ejemplo claro: a partir de la quinta tuvieron gente en base. En la séptima, se acercaron 2-1, cuando Luis Juárez abrió con doble y, tras dos rodados, llegó a la registradora.

En la octava, desperdiciaron inmejorable oportunidad, al menos de empatar: Sebastián Valle abrió con doble, pero Jonathan Jones falló dos veces al intentar el toque de sacrificio, y terminó ponchándose.

Jorge Flores elevó corto al central para el segundo aut, y el tercero lo entregó Alex Liddi igual con batazo a la pradera de en medio.

El béisbol se juega como se debe para ganar partidos. O no los ganas.

Los Generales, entonces, les pegaron duro al rostro a los Leones. En el cierre, Carlos Garzón abrió con sencillo, mandando a las regaderas a Valdez. Aneury Tavárez ejecutó perfecto toque de bola.

Y ya entonces todo fue un despapaye para los Leones. Santiago González saludó al relevista Manny Parra con doblete remolcador, siguió una base, un triplete de O’Koyea Dickson, un wildpitch que propició otra anotación y un sencillo de Javier Salazar, los últimos dos batazos ante un Ronald Belisario que sigue inestable.

Lo que parecía un ataque leve terminó siendo un racimo de cuatro registros.

Los melenudos terminaron bateando apenas cuatro imparables ante Gaxiola y tres relevistas. El último fue Thiago da Silva.

La gran diferencia de tocar y no tocar correctamente porque, si los Leones lo hacen bien, se podría estar contando otra historia.

Y sí, una historia como la del 28 de junio de 2018, cuando alzaron el trofeo de la Primavera. El equipo de 2019, con su récord global paupérrimo de 30-35, está muy lejos, en béisbol y números, del de 40-17 y el cetro que tuvo el de la primera parte hace un año.— Gaspar Silveira

Octogenario lleva nueve meses desaparecido

Voto a favor de afromexicanos