in ,

Los Leones evitan la barrida ante los Tigres en Cancún

Foto: Megamedia

Yucatán cierra en 5o.

Definitivamente no fue la primera mitad que esperaban, pero por fin llegó el final de esa etapa que fue una pesadilla para los Leones.

Anoche, los melenudos vencieron 7-3 a los Tigres de Quintana Roo para evitar la barrida. En el último día de la primera mitad, los Bravos de León volvieron a vencer a los Diablos Rojos del México y aseguraron la cuarta plaza de la Zona Sur, que pelearon con los Leones durante casi todo este período.

Yucatán, que logró récord de 26-32 en esta primera vuelta, se apoyó en la serpentina de Jesse Estrada durante cinco entradas y en el tercer cuadrangular de Leo Heras en dos días para ganar anoche, en un partido en el que todos los titulares, excepto Yeison Asencio, batearon al menos un imparable.

Reapareció como titular en la segunda base Héctor Hernández y el veracruzano tuvo un hit en cuatro viajes.

Y otra vez, con buen resultado, hubo movimientos en el line up. Al reaparecer “La Vieja” como segundo en el orden, el italiano Alex Liddi fue movido al tercer casillero y se fue con tres imparables. Alex Valdez, quien iba entre tercero y quinto, fue enviado al turno de séptimo y respondió también con tres incogibles.

Urgidos de ganar para tratar de alcanzar a León, en caso de que los Bravos perdieran, los Leones se fueron desde temprano al ataque (algo que hicieron en toda la serie en Cancún), pero ahora ya no perdieron la ventaja. Los Tigres se pusieron 1-0 con cuadrangular de Rubén Sosa, su primer bate, pero Yucatán respondió con racimo de cinco en la segunda, en la que Heras disparó cuadrangular ante los disparos de Wilfredo Boscan.

Hoy comienza una pausa por el Juego de Estrellas del fin de semana. Cinco días sin partidos para los equipos, suficiente para armar y desarmar y, sobre todo, para reflexionar sobre lo que no pudieron hacer durante los primeros 60 partidos del calendario.

A las órdenes de un mánager nuevo, Luis Carlos Rivera, los Leones llegaron a la campaña como uno de los candidatos a ponerse en los primeros puestos, pero por diversas razones nunca pudieron encontrar la estabilidad. Y los números allí están: .448 de porcentaje de ganados y perdidos, muy lejos de la expectativa.

La Zona Sur quedó liderada por Oaxaca, delante de los Diablos y los Pericos. Los Tigres fueron sextos, los Olmecas séptimos y los Piratas cerraron como sotaneros.— Gaspar Silveira Malaver

Fallece atropellado en el Periférico

feminicida de tahdziú

Nuevo misionero, seducido por un Dios Misericordioso y fiel