in ,

Los Tigres acaban con el invicto del Tijuana

Foto: Megamedia

Puebla rescata un punto contra el Querétaro: 1 a 1

El delantero uruguayo Nicolás López firmó un doblete y el colombiano Luis Quiñones agregó un gol para ayudar a los Tigres a regresar a la senda del triunfo al doblegar 3-2 a un conjunto de Tijuana que perdió el invicto en el juego de la séptima fecha del Guardianes 2021.

Quiñones remeció primero las redes a los dos minutos y luego asistió al “Diente” López, quien marcó a los 15 y 52 minutos.

Tigres, que perdió a media semana en su primer partido tras quedar subcampeón en el Mundial de Clubes, ahora tiene 10 puntos, con los que se coloca en la séptima posición del campeonato.

Los universitarios además tienen un partido pendiente ante los Bravos de Juárez.

Iván López a los 90’ y Matías Barbona en los descuentos marcaron por Tijuana, que era el último de los invictos en el torneo.

Con el revés, los Xolos se mantienen con 12 puntos y resbalaron a la quinta posición.

De último minuto

En otro encuentro de ayer, Daniel Álvarez convirtió un penal en los descuentos y Puebla rescató un empate de 1-1 en su visita al Querétaro, por lo que ambos clubes se mantienen en zona de reclasificación a la liguilla.

El delantero estadounidense Joe Gallardo salió del banquillo para anotar a los 83’, pero el “Fideo” Álvarez decretó la igualdad desde los 11 pasos a los 90’.

Gallardo, quien entró al juego a los 78’ en relevo de Fernando Madrigal, marcó su primer gol en México.

Con el resultado, los poblanos tienen nueve puntos y se mantienen en la novena posición —un puesto detrás de los Gallos Blancos, que llegaron a 10 unidades.

Héctor Altamirano, técnico de Querétaro, se fue preocupado por el accionar de su equipo ante el Puebla.

“No fue un buen partido. Veníamos mejorando, el juego pasado hicimos un encuentro mucho mejor en generar opciones, ahora mostramos un rostro que me debe de ocupar, cuando uno va mejorando y ahora funcionas así, hay que ocuparse”, dijo el estratega.

Lo que más le molesta, es el gol recibido en la agonía del partido: “Nos encontramos con un gol, inmerecido y lo tuvimos que defender a muerte en una situación que no controlamos y por eso perdimos puntos”.

Nicolás Larcamón, técnico del Puebla, aceptó que este juego es “el más malo que hemos tenido en cuestión de volumen de juego”, pero, “sumamos y eso es lo bueno”.

Lo rescatable fue el segundo tiempo.

“Venimos a una cancha donde muchos equipos se fueron derrotados. En el segundo tiempo fuimos dominadores, nosotros impusimos condiciones, pero repito, no estuvimos finos. La respuesta ante el gol en contra es positiva, logramos el empate y si hubiera habido más tiempo, creo que podríamos llevarnos la victoria”.

Trump cerrará un foro

Cartón de Tony: Montañas de fe