in

Los Tigres, feroces

Luis Felipe “Pepón” Juárez intenta conectar un batazo en el partido de anoche entre los Leones de Yucatán y los Tigres de Quintana Roo

Parpadeos en dos momentos clave hunden a Yucatán

El béisbol, dicen sus adoradores, se debe jugar sin margen de error. El descuido más leve te lleva a perder.

Anoche, los Leones de Yucatán tuvieron dos momentos que fueron clave en la derrota que sufrieron ante los Tigres de Quintana Roo, 4-2, que empató la serie en el “Beto Ávila” de Cancún.

Sucedieron en la cuarta entrada de un partido en que, bien trabajado, lograron empatar 2-2 luego de que los bengalíes se adelantaron en la primera y tercera entrada ante un titubeante Dalton Rodríguez.

En la parte alta, los Leones empataron con sencillos de Walter Ibarra y Jorge Flores. Pero a la siguiente jugada, Flores se fue al robo de segunda y fue prendido fácilmente, cortando el ataque. Cinco intentos de robo les han frustado a los Leones, por seis aciertos. Lo agresivo no generalmente es lo adecuado.

Segundo acto: un sencillo de Rubén Sosa en el cierre rompió el empate. El batazo al jardín central motivo el tiro al plato desde el jardín central, lanzamiento que botó antes de llegar a la goma y se fue desviada. Sosa es un gamo y aprovechó todo para irse hasta la antesala, desde donde luego llegó a tierra prometida con una rola que Art Charles apenas fildeó y no pudieron sacar al bateador. Así de simple.

Los Leones se vieron en problemas al ataque desde el principio. El abridor Jared Wilson sacó los primeros seis autes por la vía del ponche, aunque dejó el juego en la cuarta por una molestia en el brazo izquierdo que le hizo salir con rictus de dolor. Los relevistas se aplicaron y entre todos ataron a los melenudos en seis imparables.

Dalton Rodríguez, el perdedor, no tuvo fortuna en tres y dos tercios. Cuando llegaron los relevistas era demasiado tarde.

Hoy, al definirse la serie, mandarán a la loma al dominicano Radhamés Liz, reincorporado tras competir en el Preolímpico de las Américas.— Gaspar Silveira

página 2

 

Autocríticas de morenista

Progreseño gana beca de EE.UU.