in

Los toros deslucen la tercera tarde en la Feria de San Isidro

Foto: Megamedia

Galván, Ortega y Galdós se van de vacío en Madrid

Una combinación mala para el toreo se vio ayer en la Plaza de Las Ventas, para la tercera corrida de la Feria de San Isidro: toros malos y un clima que hizo imposible torear.

Los fuertes vientos y en general un pesado y torpe encierro de la ganadería de Valdefresno hizo que David Galván, Juan Ortega y Joaquín Galdós se fueran en blanco en una corrida que prometía mucho.

Tal vez lo mejor de la tarde madrileña se vio en el que abrió plaza correspondiente a Galván, quien mató con una estocada trasera, pero que le sirvió para tener el reconocimiento de los tendidos que vieron menos de media entrada.

Después de eso puro silencio. En el graderío y con las faenas. Una verdadera pena que así fuera.

 

Yucatán vence a Oaxaca y llega a cuatro al hilo

El Cartón de Tony: Juego de trenes