in ,

Los Vaqueros, por la sorpresa en L.A.

Foto: Megamedia

Dallas visita a los Carneros por la ronda divisional

Muchas de las preguntas dirigidas a Dak Prescott se remontan a hace dos años, cuando el quarterback de Dallas guió a los Vaqueros a la mejor marca de la Conferencia Nacional como novato antes de caer en su debut en la postemporada.

Hay un nuevo ángulo de esa vieja historia ahora que el Novato Ofensivo del Año en 2016 ya sumó su primer triunfo en los playoffs. Prescott y los Vaqueros (11-6) viajan al Coliseo de Los Ángeles para un encontronazo divisional la noche de hoy ante los Carneros (13-3).

El famoso estadio fue el lugar en el que Prescott debutó en la NFL durante un duelo de pretemporada que representó el regreso de la liga a Los Ángeles tras una ausencia de 22 años. Su brillante actuación no recibió mucha atención en ese entonces, debido a que los Vaqueros no tenían razón para pensar que Tony Romo no sería su quarterback.

Dos años más tarde, es un momento representativo en la repentina transformación en la posición de mariscal de campo para el “Equipo de América”, desencadenada después de que Romo se lesionara en otro duelo de pretemporada. Ahora podría ser el escenario en el que Prescott alcance algo que Romo nunca consiguió: un Juego de Campeonato de la NFC.

“Supongo que no podía imaginar volver al Coliseo ante el equipo contra el que comencé mi carrera, pero siempre he hablado de la confianza que he tenido en mí y en este equipo”, dijo Prescott. “Nada de eso ha cambiado”.

Este es el segundo intento de Prescott por obtener un triunfo en la ronda divisional después de que Aaron Rodgers y los Empacadores de Green Bay le arrebataron el primero con un triunfo de último segundo. Al igual que Romo nueve años antes, Prescott cayó en casa como el primer sembrado de la NFC en el primer duelo de playoffs de su equipo.

Después de un triunfo 24-22 en la ronda de comodines ante Seattle, Dallas intentará mantenerse a la par con el trío estelar de los Carneros del pasador Jared Goff, el corredor Todd Gurley y el defensivo Aaron Donald, líder en capturas de la NFL.

Se miden a su némesis

Dado el historial de Kansas City e Indianápolis en la postemporada, Andrew Luck y los Potros tienen razones para sentirse confiados de cara al duelo de hoy en Arrowhead Stadium.

En contraste, los Jefes, campeones de la División Oeste de la Conferencia Americana, tienen razones para sentirse preocupados.

Potros y Jefes se han enfrentado cuatro veces en los playoffs —dos veces en la ronda de comodines y dos en la ronda divisional—, resultando ganador Indianápolis en cada ocasión.

Tal vez el choque de postemporada más recordado entre estas dos franquicias es su duelo de comodines de 2014, cuando Indianápolis dejó atrás una desventaja de 28 puntos para imponerse 45-44 de la mano de Luck.

Se trató de la segunda remontada más grande en la historia de los playoffs de la NFL, solo detrás del legendario triunfo de los Bills ante los Petroleros en 1993.— AP

 

¿El ogro caprichoso?

La razón pura