in ,

Los Venados FC se miden hoy con el líder San Luis

Con la ilusión al máximo

¡Cuantas cosas salen a escena ahora que los Venados FC Yucatán están en una semifinal!

Aspectos del entrenamiento de los Venados de Yucatán en el Estadio Carlos Iturralde Rivero.- Fotos de José Valerio Caamal Balam
Aspectos del entrenamiento de los Venados de Yucatán en el Estadio Carlos Iturralde Rivero.- Fotos de José Valerio Caamal Balam
Aspectos del entrenamiento de los Venados de Yucatán en el Estadio Carlos Iturralde Rivero.- Fotos de José Valerio Caamal Balam
Aspectos del entrenamiento de los Venados de Yucatán en el Estadio Carlos Iturralde Rivero.- Fotos de José Valerio Caamal Balam
Aspectos del entrenamiento de los Venados de Yucatán en el Estadio Carlos Iturralde Rivero.- Fotos de José Valerio Caamal Balam
Aspectos del entrenamiento de los Venados de Yucatán en el Estadio Carlos Iturralde Rivero.- Fotos de José Valerio Caamal Balam
Aspectos del entrenamiento de los Venados de Yucatán en el Estadio Carlos Iturralde Rivero.- Fotos de José Valerio Caamal Balam

¿Los Venados en semis?

Eso no estaba pronosticado a inicios de la campaña. Pero igual que en el guarismo 9 de las tres décadas pasadas, los ciervos van que vuelan, jugando y soñando, para alcanzar una final más.

Hoy reciben al Club Atlético San Luis, el equipo que en teoría debe lograr el ascenso a Primera División. La ida arrancará a las 7 de la noche en el Estadio Olímpico “Carlos Iturralde Rivero”, donde se espera un entradón y una temperatura de bochorno que puede favorecer a los de casa.

“Solo sé que vamos a salir a jugar y a brindarnos con todo pensando en que… Pues esto es jugar y ganar. Y para nosotros es como un sueño seguir jugando a estas alturas después de todo lo vivido”, afirmó el técnico Sergio Orduña. Efectivamente, sus Venados han hecho mucho más, especialmente en la recta final del Clausura y también en la liguilla eliminando a Zacatepec, tercero en la tabla.

El más complicado

San Luis, empero, no es Zacatepec. Dirigido por Alfonso Sosa, el cuadro tunero terminó invicto en 14 fechas, con 28 puntos, 22 goles a favor y también tuvo la mejor diferencia de goles con más 11. Ante los Venados empataron 1-1 y fue precisamente cuando comenzó la reacción que a final de cuentas permitió la salvación del descenso y encaminó al club a esta instancia.

Los Venados están más que motivados por lo que viven. No estaba presupuestado, pero ahora que lo están jugando, quieren seguir soñando y avanzando.

“Todo sigue su camino. Así es esto. Aquí en el equipo estamos mentalizados en que podemos hacerlo. Hay unidad en todas las filas”, dijo el capitán Aldo Polo.

Y así las cosas, el club que perdió dos juegos seguidos y tuvo solo uno de los primeros nueve puntos está en semifinales. Como en 1989, 1999 y 2009. En el primero fueron subcampeones y en los dos últimos se coronaron.

¿Cosas del destino? Orduña dice que sí cree en eso. “Este equipo ha crecido y tiene con qué lograr otro paso. Es un buen año”, afirmó sonriendo.

Está en las manos, o en los botines, de los mismos Venados. Los sueños y la vida misma así son. Y este puede ser… Sí es posible para quien lo lucha.— GASPAR SILVEIRA

Prevén riesgos en “pase automático”

Crece malestar contra ruido excesivo en Ticul