in

Lozano, clave para el Nápoles

El belga Romelu Lukaku celebra tras conseguir el gol del triunfo

Gol y asistencia del mexicano para que clasifiquen en Copa

Una temporada después, el mexicano Hirving Lozano se convirtió en lo que pagó el Nápoles por él.

Con un gol y una asistencia del “Chucky”, el conjunto napolitano venció —eso sí, con algunos problemas— 3-2 al Empoli, actual líder de la Serie B (Segunda División) en la Copa de Italia.

Lozano, que ya es un jugador diferencial para su entrenador Gennaro Gattuso, saltó a la cancha en el once titular y apenas al minuto siete sacó un derechazo que el arquero Jacopo Furlan mandó a tiro de esquina.

Después, Lozano hizo gala de su gran cambio de ritmo y por izquierda desbordó al lateral Davide Zappella y metió un centro con la parte externa de la pierna derecha, mismo que remató de forma perfecta con la cabeza Giovanni Di Lorenzo.

Tras el momentáneo empate del suizo Nedim Bajrami, Lozano se encargó de realizar el 2-1 con un potente disparo desde los veinte metros que fulminó al meta.

Fue el noveno gol del curso para el “Chucky”, que se convirtió en un elemento imprescindible en la plantilla de Gattuso, tras varios meses complicados vividos el año pasado.

Eso sí, el Nápoles volvió a recibir el empate visitante, de nuevo de la mano de Bajrami (68’), y necesitó una acción a balón parado para conseguir el pase de ronda. En el 77, un intento del jugador de Kosovo Amir Rahmani fue repelido bajo palos por Samuele Ricci, pero apareció Petagna para firmar el definitivo 3-2.

Jugarán con el ganador del cruce entre Roma y Spezia.

Ganan en tiempo extra

Romelu Lukaku salió de la banca y anotó el gol en el último aliento de la prórroga para que el Ínter de Milán derrotase al Fiorentina y alcanzar los cuartos de final.

¿El siguiente obstáculo? El Milán, su clásico rival. Ambos equipos milaneses también pugnan por el título de la Serie A.

En tanto, el Juventus también precisó de tiempo extra para vencer 3-2 al Genoa.

Lukaku apareció con un cabezazo en el último minuto de la prórroga, justo cuando todo parecía que el partido en Florencia se iba a definir por penales.

Los equipos empataron 1-1 al cabo del tiempo reglamentario. Christian Kouamé niveló a los 57 para la Fiorentina luego que el volante chileno Arturo Vidal adelantó a los visitantes con un penal a los 40.

Por su parte, Hamza Rafia se estrenó en Juventus con el gol que le dio la clasificación a la Vecchia Signora.

Finalista de la pasada edición y el equipo más laureado del torneo con 13 consagraciones, “La Juve” se las verá con Sassuolo o Spal.

Los dirigidos por Andrea Pirlo se llevaron un susto cuando el Genoa remontó un déficit de dos goles para igualar 2-2 tras los 90 minutos reglamentarios. Los Bianconeri no tuvieron otro remedio que poner a jugar a Cristiano Ronaldo.— AP

 

Acuerdo luego de robar ropa

Mauricio Vila: “Fue el año más difícil”