in

México y España se enfrentan en la final Sub-17, hoy

Jugadoras de la selección femenil de México Sub-17 celebran su victoria 1-0 sobre Canadá en las semifinales de la Copa del Mundo de Uruguay

Por la gloria mundial

Las selecciones femeniles Sub-17 de España y México buscarán esta tarde levantar la Copa del Mundo de la categoría por primera vez, cuando se midan en la gran final del torneo que se disputa en el Estadio Charrúa de Montevideo, Uruguay.

El Tricolor, dirigido por Mónica Vergara, consiguió su pase a la final tras derrotar 1-0 a Canadá con anotación de tiro pénalti de Nicole Pérez, quien comanda la artillería goleadora de las aztecas con tres tantos.

El mejor desempeño de México en el Mundial Femenino Sub-17 lo consiguió en Jordania 2016, cuando alcanzó el quinto lugar tras ser eliminada por Venezuela en cuartos de final.

Por su parte, las españolas vienen de imponerse 2-0 a Nueva Zelanda, con una ofensiva comandada por Claudia Pina e Irene López, quienes anotaron sendos goles para dar el boleto al conjunto ibérico a la anhelada final.

España jugará la definición de este torneo por segunda ocasión en su historia. Hace cuatro años, en el Mundial de Costa Rica 2014, cayó 2-0 frente a Japón en la final y en Jordania 2016 ocupó el tercer lugar después de golear 4-0 a Venezuela.

Por lo que en esta oportunidad la Roja que dirige María Antonia Is buscará la victoria para alzar su primera Copa del Mundo de la categoría y mantener el invicto del certamen que se disputa en Uruguay.

Las europeas llevan cinco triunfos en fila, con trece goles a favor y apenas un par en contra.

México también marcha invicto tras cinco compromisos, pero con tres empates (uno que se definió con una tanda de pénaltis) y dos victorias por la mínima.

Mónica: “Es mágico”

El estar en la final de la Copa del Mundo Femenil Sub-17 ha superado sus expectativas, admitió ayer Mónica.

“Siempre he mencionado que soñé un momento así, he trabajado muy fuerte para llegar a este momento, pero estar aquí ha superado mis expectativas, cada momento ha sido mágico y especial”, dijo la entrenadora tricolor.

En conferencia de prensa, la estratega indicó que vive una experiencia única en su vida profesional y que solo le queda responder de la mejor manera a la confianza depositada en ella.

“Es un momento de mi vida que abrazo, que disfruto y estoy muy agradecida por la gente que me dio la oportunidad y estoy muy motivada de representar a mi país”, apuntó.

Destacó que está “motivada, esa es la palabra. Disfruto este momento al máximo, y el equipo está listo, están emocionadas y tranquilas previo al juego, pero todo el plantel está listo para mañana (hoy)”.

Una final inesperada

En tanto, la estratega ibérica, Toña Is, aceptó que una final entre México y España es una “sorpresa” para todos.

“Inesperadamente estamos las dos selecciones aquí, lo digo porque coincidió que antes de fase de clasificación pactamos un duelo amistoso y de ninguna manera hubiera pensado que esta sería la final”, declaró.

Aceptó, sin embargo, que está “muy ilusionada, no puede ser de otra manera, es un sueño cumplido estar en una final de mundial y ver la copa es un ‘subidón’ tremendo, no hay más, hay que afrontar el partido como si fuera no pensando que es una final, y en la espera que todo salga bien”.

“Estar en la final del Mundial y que haya dos entrenadoras en el banquillo… el fútbol femenino sigue creciendo”, concluyó la exzaguera.— EFE, Notimex

 

Nuevo plazo a la granja de cerdos de Homún