in ,

Motivación a tope para clasificar

El arquero Armando Navarrete detiene algunos disparos de sus compañeros

Los Venados piensan en Mineros

Antes de comenzar la práctica de ayer en el Estadio “Carlos Iturralde”, los Venados FC Yucatán charlaron en el centro de la cancha. Intercambio de opiniones y rompieron filas para ir cada quien a donde le correspondía.

“Están motivados. Era algo que desde el principio queríamos que ocurriera. No es fácil cuando el equipo viene de temporadas malas, pero lo primero en un equipo es tratar de hallar la forma de acercarlos, de hacerlos trabajar pensando en objetivos claros. Y vamos lográndolo poco a poco”, dijo Sergio Orduña, director técnico de los astados, que acaban de sumar un punto valioso en la casa de los Dorados de Sinaloa. Un punto que, en suma de varios factores, les permitió salvarse del descenso y también mantenerse en los primeros lugares.

Matemáticamente están en zona de liguilla. Con 19 unidades, están involucrados en un quíntuple empate que va del tercer al séptimo sitio de la tabla general y el viernes despedirán el calendario regular ante los Mineros de Zacatecas, sublíderes con 23 unidades.

“Lo que hablamos es de ir a hacer cosas buenas, muy buenas, todos los días. A mí no me basta que salgan y hagan el trabajo. Me interesa que hagan las cosas no bien, sino muy, pero muy bien. Y mire usted… Los resultados se están dando”.

Evidentemente la verdad le asiste a un Orduña que afirma que “la mediocridad no va conmigo, ni con la gente que trabaja conmigo”.

Puso como ejemplo partidos como el del viernes ante Dorados. “No fue fácil, pero sacamos el punto. y aunque debo decirle que pudimos llevarnos los tres puntos, hacer el empate fue bueno”.

Dio crédito “a todos en la organización porque es trabajo de todos. Y tienen claro que nos falta un partido vital ante Mineros en casa. Así que vamos a ir con todo. Porque nos falta lo mejor”.

Salvados del descenso, “que era objetivo primordial”, ahora los Venados se ponen a trabajar en “el siguiente paso: la liguilla”.

“¡Véalos! Un grupo unido. Así se trabaja mejor para alcanzar las metas”, agregó Orduña antes del silbatazo que los llevaría a la charla previa.— GASPAR SILVEIRA

 

Mujeres, fumadoras

Cartón de Tony: La fórmula ganadora