in

Negrín titubea y Oaxaca se pone arriba en la serie

Foto: Megamedia

Regreso en desventaja

Los Guerreros de Oaxaca tienen en la lona a los campeones de la Serie del Rey.

Alex Delgado lanzó seis entradas de gran forma y un madruguete ante uno de los mejores serpentineros de la Liga Mexicana permitió a los Guerreros vencer 5-1 a los Leones de Yucatán. La serie al mejor de siete partidos quedó otra vez en ventaja para Oaxaca, ahora 3-2.

Los Leones habían hecho casi todo perfecto en los dos pasados juegos, pero ayer se les fue de las manos todo.

Primero, dominados a placer por Alex Delgado. Luego, porque Yoanner Negrín abrió mal, a lo mejor perjudicado por el retraso de dos horas por la lluvia.

Luego de un entrada ya estaba decido todo. Allí Negrín toleró cuadrangular de Henry Urrutia de dos carreras, que fue un mazazo para el “Asere” y compañía. Y todavía vino otro golpe demoledor: tres carreras más en la segunda. De allí en adelante, Negrín no dio más libertades, pero cinco carreras fue una ventaja infranqueable. Para cualquier equipo lo hubiera sido teniendo a Delgado de rival. El zurdo, quien lanzó cinco actos perfectos hace una semana en el Kukulcán, permitió tres hits, no dio pasaportes y engomó a ocho en una muestra de dominio abrumador. No dude usted que pronto estará vestido de diablo o será vendido a otra franquicia como una de las joyas de la nueva camada del pitcheo mexicano.

Ante los relevistas los Leones tampoco pudieron hacer nada. Terminaron sirviendo los lanzadores bélicos 14 anestesias. La carrera la hicieron en la sexta, la última lanzada por Delgado.

Ahora, a viajar de regreso a Mérida, donde mañana Jorge Reyes abrirá ante Irving Delgado, quienes ya se batieron en un gran duelo allí una semana antes.

Los Leones lograron su objetivo de sacar dos victorias urgentes en el “Eduardo Vasconcelos”, pero perder ayer con Negrín en un juego clave no estaba en el libreto. No de esta forma.— Gaspar Silveira Malaver

 

Ancha puerta de perdón

La inseguridad en Ciudad Juárez se recrudece otra vez