in ,

En Cleveland hay esperanza

Baker Mayfield

El equipo confía en Baker como el nuevo líder ideal

En el desenfrenado camino de una temporada inolvidable y casi inimaginable en la que las llamadas por Zoom, máscaras y rastreo de contactos fueron sucesos diarios, los Cafés descubrieron dos cosas que apuntan a un brillante futuro: tienen al entrenador y al mariscal de campo ideal.

Después de años de golpes, los Cafés se están recuperando.

Aunque la derrota del domingo 22-17 en el duelo divisional ante los Jefes de Kansas City —y el costoso balón perdido de Rashad Higgins en una controversial jugada en la línea de gol— se sintió como muchos otros momentos dolorosos y derrotas en postemporada para los Cafés y sus aficionados, esta vez fue distinto.

No fue un final, si no un comienzo.

“Estaremos de vuelta”, advirtió el mariscal Baker Mayfield después de que los Cafés, que ganaron 11 duelos de temporada regular y su primer juego de playoffs en 26 años, llevaron al campeón defensor del Super Bowl al límite. “No hemos terminado y esa es la mejor parte”.

La madurez de Mayfield, que está en su tercer año en la NFL y el primero trabajando con el entrenador novato Kevin Stefanski, le da a los Cafés una razón para creer que iniciará un periodo en el que deberían ser contendientes.

Los Cafés probablemente ejercerán la opción de quinto año de Mayfield y el equipo explorará en los próximos meses la posibilidad de una extensión de contrato para el mariscal de campo de 25 años que tiene 30 pases de anotación, nueve intercepciones y 4,030 yardas en 18 duelos.

En Cleveland hay esperanza y no desesperanza.—AP

 

Un chofer daña auto y se fuga

''Esperanza'' para las víctimas de fraude bancario en Yucatán