in ,

Oaxaca caza a los Leones

Foto: Megamedia

Yucatán enseña que las carencias aún no se acaban

Fue flor de un día lo de los Leones de Yucatán. Al menos esa fue la impresión que dejaron anoche.

Olvide la victoria del martes, la que dio muchas emociones e hizo abrigar esperanza. Un equipo que anota solamente una carrera ante otro que tiene efectividad de 7.19 es imposible que gane, como sucedió con los melenudos, que perdieron 3-1 ante los Guerreros de Oaxaca en el segundo de la serie en el Parque Kukulcán.

Aunque tienen récord ganador (15-12), los Leones, de forma global, deben preocuparse. Cesaron a su mánager y trajeron a un interino, pero sea cual sea el piloto, si no se aplican, será más dura la cuesta hacia abajo.

Lo platicamos previamente: tendrán que creérselo ellos antes que nadie.La ofensiva bateó nueve imparables, pero no saben batear con corredores en posición de anotar. No importa cuán bueno haya sido el pitcheo. Si no hay carreras, no habrá estabilidad nunca.

Su primer bate, Tony Campana, se fue de 4-0, y a ello agregue que Norberto Obeso (porcentaje de .115) y Marco Jaime (.085) siguen sin encontrar la pelota. No es ir contra nadie, salvo hacer una pregunta: ¿Jonathan Jones sigue lesionado? ¿José Juan Aguilar no puede rendir más, dada su experiencia? ¿Descansar a Wálter Ibarra cuando el equipo requiere bateo y el segunda base ha respondido sobre el promedio?

Joya desperdiciada

Y es que, siendo sensatos, no se puede tirar al caño tan buenas actuaciones de los lanzadores. En una época en que el pitcheo de calidad, la rotación de las fieras está sumando buenas salidas, sin recibir el crédito respectivo.

A Jake Thompson lo trajeron por la ausencia que se iba a tener por Radhamés Liz, al unirse el dominicano al Preolímpico. Ya son al menos tres en las que llega a seis episodios el estadounidense, pero anoche se vio en plan grande, como Negrín la víspera: seis rollos, tres hits, una base y cinco chocolates.

Otra vez fue llamado para relevar al abridor David Gutiérrez. Antes de comenzar la serie, era el mejor hombre del bulpén melenudo (cero carreras admitidas), pero por segundo juego seguido falló con el score 1-0, y se fue a la duchas abajo 3-1, entre lo que le anotaron de forma directa y lo que dejó de herencia.

Del otro lado, a veces no se explica uno cómo un equipo que presenta tan sólidas actuaciones de sus abridores pierde tantos partidos. Oaxaca mandó a la loma a Rudy Acosta, quien solo tuvo un parpadeo, una pitcheada que le quedó en la zona y que Yadir Drake mandó detrás de la cerca del central.

Precioso batazo, de línea, de los que más gustan a los aficionados al béisbol.Acosta lanzó cinco y dos tercios con siete hits aislados, con cinco ponches y sin firmar pasaportes. En la octava parecía que vendrían de atrás, pero apretaron los relevistas visitantes y los Leones, ya dijimos, fue lo único que pudieron hacer.

¿Qué está pasando?

Algo pasa. Hemos hecho la pregunta varias veces y la respuesta seguramente la tendrán ellos. Luego de la detonante actuación con que cerraron y ganaron el martes, se pensó que el chip sería el mismo, pero no fue así.

Pueden fallar los relevistas, pero ningún abridor ganará si no le dan respaldo. Los Leones batearon de 9-0 con corredores en posición de anotar. Las preguntas seguirán y seguirán.

Para el jueves, Rolando Valdez debe abrir por los Leones, ante Luis Fernando Miranda, en espera de que cambie la suerte.— GASPAR SILVEIRA MALAVER

Exparticipante de Acapulco Shore se burla de Belinda tras lo dicho por Lupillo

Carlos Loret de Mola

Carlos Loret de Mola: Oposición se prepara para luchar