in

Ovación a torero yucateco en Arroyo

Hernández sufre un rayón en el inicio del ciclo

José Miguel Arellano, de Aguascalientes, y el mexiquense Sebastián Ibelles cortaron a una oreja, en la apertura de la temporada de novilladas de la Plaza Arroyo, en Ciudad de México, donde el yucateco Hernández Medina escuchó ovación.

Con lleno en los tendidos, se lidiaron cuatro ejemplares de la dehesa de Medina Ibarra, bien presentados y de juego variado, en una expectante apertura del serial en Arroyo.

En su reseña, el portal altoromexico.com expresa sobre la actuación del torero yucateco ayer:

“Hernández Medina con el pasodoble “España Cañí” de fondo colocó los tres pares de banderillas, de los cuales el último fue al violín, mismo que resultó del agrado del público. Por otra parte, ya con la muleta, un Medina con más esfuerzo que oficio, le adelantó la suerte al novillo, el cual le rasgó la parte trasera de la taleguilla, rayándole el glúteo derecho.

“El público aplaudió el arrastre del tercero de la tarde, en reconocimiento a la bravura que demostró en la pelea que dio en las varas, así como su fuerza y clase”.

Ibelles le cortó la oreja al segundo de la tarde, y Arellano al que cerró plaza. Completó la cuarteta el torero español Curro Durán hijo, quien fue ovacionado.

 

Homilía del XVI domingo del tiempo ordinario