in ,

Paridad en el primer partido

Aldo Polo celebra el gol de penal que adelantó anoche a Venados

Los Venados empatan 1-1 con el Atlético de San Luis

Los Venados FC Yucatán retaron al equipo que está obligado a ascender a la máxima categoría.

Pero el rival mostró lo que tiene y el Atlético San Luis sacó un empate 1-1, en la ida de las semifinales del Clausura 2019 de la Liga de Ascenso MX.

El choque de vuelta se realizará el sábado a las 8 de la noche en el Estadio “Alfonso Lastras’. San Luis, que llegó a 17 partidos sin perder en el Clausura, necesita un empate para meterse a la gran final del torneo.

Aldo Polo, de penalti, a los 27 minutos, abrió el marcador, destapando una fiesta en el Estadio ‘Carlos Iturralde Rivero”, lleno en esta noche con 15,078 aficionados.

Pero tres minutos más tarde, Ian González aprovechó una falla en la zaga para igualar. Desafortunado traspié de Ramos al caer cuando intentaba despejar.

Y entonces el poderoso lider mostro sus armas. Atacó siempre, defendió como maestro y aplacó al equipo revelación del Clausura.

Fue la tónica de un partido en el que jugaron al tú por tú dos equipos de proyectos y nóminas diferentes. Porque el planteamiento de los astados para este torneo era salvarse del descenso y el de los potosinos, ganar y alcanzar el ascenso.

Así fue lo que vimos en el ‘Iturralde” anoche:  a unos Venados jugar a disfrutar el extra de esta temporada. Si pierden y quedan fuera, habrá un muy sincero “misión cumplida” con su postre incluido. Y a un San Luis que, tajante a ratos y efectivo casi siempre, jugó a ganar porque está obligado a eso.

Hay que decir que los Venados atacaron también y fuerte, pero sin claridad de gol como las que tuvo San Luis. Los ciervos pudieron meter uno más y la visita pudo hacer hasta tres, de no ser por la figura de Armando Navarrete arriesgando lo físico. Fue el portero el mejor de los astados, sin lugar a duda.

Pero a todo eso, vaya fiesta la vívida anoche para esta semifinal, la sexta que juega un equipo yucateco en la categoría de plata. Enorme satisfacción ver el estadio lleno con 15,078… ¿aficionados? Digamos personas mejor.

Muchos fieles, eso sí. Y muchos que no, pero que sostienen el fútbol como espectáculo.

Y quieren que vuelva el equipo con vida. Sergio Orduña y sus Venados también. “Faltan noventa minutos. Podemos hacerlo’ dijo, y a una pregunta de si pensaba que realmente podían vencer al equipo que no ha perdido en todo el año.

“Claro que podemos. Y vamos a salir a hacerlo, intentando ir adelante”.

Hay quienes no creen y Orduña se los dijo rotundamente.

Veremos el sábado cómo termina esta historia. Nada está definido. Lo sabe San Luis y lo saben muy bien los Venados. Anoche en 30 minutos les tomaron del cuello y forzaron al poderoso líder a sacar todo el arsenal, en fútbol, recursos tácticos y hasta en baraterías.— GASPAR SILVEIRA

Yucatán pierde y la serie ante los Bravos se empata