in ,

Polémica y festejo de Sergio Ramos

Sergio Ramos choca con el defensor argentino Nicolás Tagliafico

Sus declaraciones después del juego podrían costarle

Sergio Ramos, capitán e insignia del Real Madrid, celebró sus 600 partidos oficiales con una victoria ante el Ajax que encamina la eliminatoria en la Liga de Campeones de Europa. Después, sin embargo, abrió de más la boca y le podría costar.

Ramos fue amonestado al minuto 90 tras derribar a un rival, por lo que se perderá el partido de vuelta, que se jugará en un mes en el Estadio Santiago Bernabéu.

Lo malo para el capitán merengue fue que no midió sus declaraciones postpartido y ahora podría ser sancionado con un juego más por la UEFA, así que podría perderse la ida de los cuartos de final, esto de acceder el Madrid tras la vuelta.

“Viendo el resultado, mentiría si dijera que no la he forzado. No es por subestimar al rival ni pensar que la eliminatoria se ha pasado, pero en el fútbol te toca tomar decisiones complicadas”, comentó Ramos en una entrevista, aunque posteriormente aclaró en su cuenta de Twitter que sus declaraciones fueron malinterpretadas por la prensa.

La UEFA tiene todo el derecho de investigar el cartón amarillo y hay antecedentes muy recientes.

El mexicano Jesús “Tecatito” Corona se perdió el juego de anteayer ante el Roma, pues el organismo concluyó que había buscado una amarilla a propósito para no jugar el último encuentro de la fase de grupos.— EFE

 

Al día 46 casos de conjuntivitis en Yucatán

Cartón de Tony: Flechados