in ,

Polémico triunfo cementero

Mario Osuna y Camilo Sanvezzo le reclaman al árbitro Oscar Macías después del polémico penal que marcó a dos toques Jonathan Rodríguez

Pénalti con “doble toque” le abre les allana el camino

El arbitraje mexicano sigue dando de que hablar. Lamentablemente es para mal.

Ayer, el Cruz Azul venció 3-2 al Mazatlán FC en uno de los dos partidos con los que arrancó la fecha 11 del Torneo Guardianes 2020 de la Liga MX, nada raro para los presentes de ambos clubes.

Al minuto 49, el árbitro Óscar Macías consultó con el Videoarbitraje una presunta mano y posteriormente terminó por marcar el penal, con el juego empatado 1-1.

Hasta ahí todo bien.

Jonathan Rodríguez, dueño de la cima de máximos cañoneros del torneo, tomó la pelota para cobrar. El uruguayo, quien se dice será convocado por Uruguay para la fecha FIFA siguiente, cobró y anotó para el 2-1 del conjunto cementero, sin embargo los reclamos mazatlecos no se hicieron esperar.

Según se pudo apreciar en las tomas de televisión, el “Cabecita” jugó primero la pelota con la pierna izquierda, la de apoyo, por lo que al disparar con la derecha la jugada debió haber sido invalidada por el árbitro.

El reglamento de la FIFA dice lo siguiente.

“Si, después de que se haya lanzado un tiro penal: El ejecutor del tiro toca por segunda vez el balón (excepto con sus manos) antes de que el esférico haya tocado a otro jugador, se concederá un tiro libre indirecto al equipo adversario, que se ejecutará desde el lugar donde se cometió la infracción”.

El mismo jugador sudamericano no sabía si celebrar o no, por lo que todo se volvió muy confuso en la cancha —muy maltratada, por cierto— del Estadio Kraken, con Macías llevando su mano seguidamente al oído para consultar con el VAR, mismo que tampoco dio una solución y haciendo que se cobrara desde media cancha al validar el tanto cementero.

Camilo Sanvezzo, con la colaboración de un desvío del “Cata” Domínguez, hizo el primero de los del Pacífico.

Santiago Giménez, quien recibió muchas críticas por su reciente convocatoria a la selección mexicana, consiguió su cuarto gol del torneo al minuto 15 para dar el empate transitorio.

Después de la polémica decisión, otro pénalti, cometido precisamente sobre el “Bebote” (77), encaminó la victoria cementera.

Jonathan volvió a cobrar, ahora sí con un solo toque, para llegar a 10 goles en lo que va de la competencia.

Mario Osuna, ya en tiempo de reposición, acercó a Mazatlán con un pénalti.

La Máquina llegó a 25 puntos y es líder en solitario de la competencia. Si Pumas no derrota a León el próximo lunes, los celestes se quedarán con la cima.

En Aguascalientes, José Guadalupe Cruz sigue de 3-3 a la inversa con el Necaxa.

La Franja, con un gol de Omar Fernández, venció por la mínima a los Rayos.

Los poblanos llegaron a 13 unidades y se metieron a zona de repechaje, mientras el Necaxa está en el sótano de la competencia.— MIGUEL ÁNGEL CALDERÓN LÓPEZ

Piden revisar las reglas del Fonden para que sea más eficaz

Opción ante emergencias: proponen crear testamento de tipo electrónico