in ,

Presumiendo su doblete

Foto: Megamedia

El Barcelona hace el recorrido por la ciudad condal

El Barcelona festejó sus títulos de la Liga española y la Copa del Rey con un desfile por las calles de la ciudad.

Jugadores y cuerpo técnico viajaron en la parte superior de un autobús descubierto de dos niveles, desde donde mostraban ambos trofeos. Los jugadores coreaban, saludaban a los aficionados y se tomaban selfies.

El Barca ganó la liga española por séptima ocasión en 10 temporadas el domingo, una semana después de asegurar su cuarto título consecutivo de la Copa del Rey.

Fue el título 25 de la liga para el Barcelona, acercándose a ocho del Real Madrid, que tiene el récord.

Barcelona aún tiene cuatro partidos por disputar en la liga pero ya no puede ser alcanzado por el segundo lugar Atlético de Madrid ni por un Madrid en tercero.

El Barcelona fracasó en su intento por registrar una triple corona al ser eliminado por el Roma en los cuartos de final de la Champions.

El desfile también sirve como despedida del veterano mediocampista Andrés Iniesta, que anunció la semana pasada que no estará con el club catalán para una decimoséptima campaña.

Fue un recorrido un poco más comedido que en otras ocasiones. No corrió el alcohol desde el inicio ni hubo desmanes en el autobús, aunque algunos alucinaban con lo que estaban viviendo, sobre todo los nuevos, como Philippe Coutinho, Ousmane Dembélé o Yerry Mina, sorpresivamente tímidos.

Con la guía de Valverde

Al guiar al Barcelona a su 25to título de la Liga española, Ernesto Valverde encabezó una silenciosa revolución en el club catalán.

Desde que Johan Cruyff impuso su estilo en el Barcelona como jugador y técnica, el equipo ha despreciado el sacrificar el toque y el juego ofensivo para sacar el resultado.

La magia de Lionel Messi no faltó en el Camp Nou. Pero Valverde, un exjugador azulgrana y exitoso técnico en otros clubes, le dio prioridad a ganar partido mediante el equilibrio, inclusive al costo de no mantener el estilo vistoso visto con sus predecesores Luis Enrique y Pep Guardiola.

No se le puede discutir el desenlace. Barcelona no tropezó en ningún momento en la conquista del título y rompió un record de la Liga fijado por la Real Sociedad al hilvanar 39 partidos sin perder, remontándose al final de la pasada temporada. El invicto en la Liga se encuentra actualmente en 42 partidos.

Barcelona aseguró el título al vencer 4-2 al Deportivo de La Coruña el domingo, completando el doblete doméstico por octava vez en la historia de la liga, una semana después de golear 5-0 al Sevilla en su mejor actuación de la temporada para adjudicarse su cuarta Copa del Rey seguida.

Y con cuatro partidos por disputar, Barcelona aspira a convertirse en el primer equipo invicto en todas las 38 fechas de la competición desde la década de los 30, cuando la Liga solo tenía 10 equipos en vez de 20.— AP Y EFE

 

La portada del día

La devoción, el inicio del amor