in ,

Quinta serie al hilo que pierden

Foto: Megamedia

Los Leones, sin relevo ni fortuna en Nuevo Laredo

Duro cada día que pasa hallar una razón de las derrotas de los Leones de Yucatán.

Ahora, fue el relevo.

Mala pata, sin duda, porque contra viento y marea Andrés Iván Meza se sostuvo durante cuatro episodios, hasta que tuvo una molestia física que le obligó a abandonar la loma con ligera ventaja en el score.

Nuevamente el pitcheo de relevo tuvo fallos considerables y los Tecolotes de los dos Laredos aprovecharon todo para vencer a los melenudos, 10-5, ganando la serie en el Parque “La Junta”. Los selváticos llegaron a la frontera encendidos ante un equipo que andaba con racha negativa y terminaron siendo presa del canto tecolote. Ahora Laredo tiene su rachita de victorias.

Las cosas del béisbol.

Meza apretó en los inicios, cuando se le complicaron las cosas, y trabajó cuatro actos con dos carreras. Abrió la quinta y toleró jonrón de Juan Martínez. Fue lo último que hizo: abandonó la loma lesionado de la mano.

Y luego, la catástrofe para los Leones. Total.

Entre Norman Elenes, Manuel Chávez y Julían Arballo permitieron que se embasaran seis tecolotes (con intervalo de un aut forzado) y cuando pudieron sacar el tercer tercio, ya los de casa habían fabricado cinco carreras que resultaron parte de la más reciente derrota de los atribulados Leones.

Nada les sale, o nada termina de cuadrarles a los de Luis Carlos Rivera. Otra vez comenzaron bien la tarde en “La Junta”, pues se adelantaron 2-0 en la segunda, en la que Alex Valdez la sacó del estadio por el izquierdo. Aunque le empataron a Meza en la tercera, una en la cuarta y otra en la quinta volvieron a dejar la ventaja a su favor.

Pero llegó el desplome del cierre de la quinta. Peor todavía, en la sexta la botó Yeison Asencio para acercar a los Leones 7-5, pero en la séptima, ante Gabriel Arias, terminaron de enterrar a los peninsulares con cuadrangular de Arturo Rodríguez con dos en base.

Se cerró así una gira dura para los Leones: dos victorias y cuatro derrotas, mismos guarismos que tuvieron en su estadía en casa. No terminan de carburar. O es equis o es ye, pero siempre algo pasa. Seguramente habrá jalones de orejas a su retorno a casa. Se espera al menos que se haga.

Los Leones, con su prestigio ganado y todo su historial, no pueden permitirse esos pasos tan destartalados como los que están dando en este abril.— Gaspar Silveira

 

Elevan a 290 los muertos por ataques con explosivos en Sri Lanka

Una experiencia de otro nivel