in ,

Rescata Cuban a un exjugador

Delonte West

Delonte West vagaba por Dallas en tortuosa vida

El exjugador de la NBA Delonte West, caído en desgracia desde hace años, sin hogar y vagando por las calles de Dallas, fue rescatado por el propietario de los Mavericks, Mark Cuban, quien tras localizarlo lo alojó en un hotel de la ciudad texana. El magnate había sido el jefe de West en 2012, su último año en la liga estadounidense.

El que fuera base de los Celtics de Boston, Supersónicos de Seattle, Caballeros de Cleveland y Mavericks, entre otros equipos, padece un trastorno bipolar y presenta una grave adicción a las drogas. Anteriormente se habían difundido varios vídeos por la redes sociales donde se mostraba su deteriorado estado de salud e incluso se habían publicado unas imágenes donde unos ciudadanos desconocidos le apaleaban en la calle.

Según publicó el portal TMZ, con este gesto el dirigente de la franquicia espera que haya un punto de inflexión en la tortuosa vida de West. Siguiendo con la información del medio estadounidense, Cuban está dispuesto a pagarle la rehabilitación a West en una clínica privada, pero se desconoce si el exjugador ha aceptado la propuesta.

West, de 37 años, empezó su carrera en la NBA en 2004 vistiendo la camiseta de los Celtics, que lo escogieron en el número 24 de la primera ronda del draft. Tras tres temporadas con los del trébol, jugó un año en Seattle y posteriormente defendió los colores de los Caballeros durante tres junto al astro LeBron James.

Siempre polémico sobre la duela, West fue sancionado en 2012 por la NBA tras meterle el dedo en el ojo a Gordon Hayward y anteriormente, en 2009, fue detenido por posesión de varias armas de fuego. En 2010, además, se rumoreó que estaba en una relación con Gloria James, la madre de LeBron.

Tras abandonar la considerada mejor liga del mundo, pasó por la Liga de Desarrollo, se fue a jugar dos años a China y también vistió la camiseta de los Guaros de Lara de Venezuela en 2015, el año de su retirada.

 

Homilía del XXVII domingo del tiempo ordinario