in ,

Revés patirrojo arruina la fiesta

El toletero Steve Pearce

Baltimore se impone 8-1 a los Medias Rojas, que celebraban su anual Día de los Patriotas

Dwight Smith Jr. conectó un cuadrangular de dos carreras y totalizó cuatro remolcadas para que los Orioles de Baltimore se impusieran 8-1 a los alicaídos Medias Rojas de Boston, aplastados en su juego diurno anual por el Día de los Patriotas.

Smith Jr. envió la pelota hasta la primera fila de butacas, por toda la raya del jardín derecho, con lo que Baltimore rescató el empate en la serie de cuatro enfrentamientos. Los Orioles habían perdido nueve de sus 11 juegos anteriores y tenían una foja de 4-21 en sus últimos 25 encuentros ante Boston.

Chris Davis disparó también un cuadrangular de dos carreras. Colocó la pelota mucho más lejos, en el graderío del bosque derecho.

Recién el sábado, Davis había cortado una pésima racha en la que se fue de 54-0, la más larga para un pelotero de posición. Comenzó la temporada bateando de 33-0. El venezolano Renato Núñez se unió a la fiesta con tres hits y un sencillo productor.

Fue el 60o. año consecutivo en que los Medias Rojas han jugado en este día festivo. Los campeones de la última Serie Mundial completaron una estadía en casa con una desabrida foja de 3-3.

Dan Straily (1-1) se mostró recuperado de una mala apertura que marcó su debut con Baltimore. Permitió una carrera y un par de imparables en cinco actos.

La semana pasada, Straily fue vapuleado con cinco anotaciones y ocho hits a lo largo de tres capítulos y un tercio ante Oakland.

El sonorense Héctor Velázquez (0-1) cargó con la derrota al abrir de improviso el duelo. Aceptó una carrera en tres innings, con cuatro boletos y un ponche, dejando su efectividad en 2.84.

Una jornada especial

Ayer se celebró el Día de Jackie Robinson en todos los estadios, mismo que conmemora su debut con los Dodgers de Brooklyn el 15 de abril de 1947, hecho que pasó a la historia como el día que se rompió la barrera del color en las Grandes Ligas.

Todos los jugadores, mánagers, coaches y umpires portaron en modo de homenaje su número, el 42, que se retiró en 1997 en honor a su legendaria carrera.— AP

Joven fallece en los brazos de su madre a las puertas del O’Horán

Cartón de Tony: SANDWICHAIROS