in

Se impone la contingencia

Oribe Peralta (izquierda) y Paul Aguilar en la rueda de prensa águila

El América ante el León se tendrá que jugar mañana

La contingencia ambiental que declaró el gobierno de Ciudad de México a causa del humo de incendios forestales provocó que el partido de ida de las semifinales del Torneo Clausura 2019 entre el América y el León tuviera que moverse un día.

La Liga MX determinó que las condiciones ambientales no eran las idóneas para que se realizara el partido, por lo que este se jugará mañana a las 20 horas en su misma sede, el Estadio Azteca.

Aunque ponderaron las medidas de seguridad, la directiva del León se mostró enojada por el tardío aviso de la postergación del juego, por parte de la Federación Mexicana de Fútbo.

Para Jesús Martínez, presidente de los Panzas Verdes, las autoridades de la Liga los pudieron haber prevenido y así evitar gastos como el charter y las reservaciones.

“Me parece que la gente de la Liga MX y del club América pudieron haber tenido la cortesía de avisarnos antes, no cuando estábamos bajando del autobús para subir al vuelo charter y viajar a la Ciudad de México”, mencionó Martínez en una entrevista para ESPN.

Oribe Peralta y Paul Aguilar, jugadores del América, señalaron que no pudieron entrenar al cien en Coapa, debido a la contingencia.

“No se entrenó de la mejor forma, pero lo intentamos hacer. Hay jugadores con dolor de cabeza, ardor en los ojos y la tos no deja trabajar”, señaló el lateral mexicano, quien antes de la decisión era de los que pensaba que se debería de posponer el encuentro.

En Monterrey sí

Los que sí comenzarán con su serie hoy como estaba previsto son Rayados y Tigres.

Los universitarios visitarán el Estadio BBVA en el partido de ida de las semifinales en el clásico regio.

“Como ya sabemos habrá un clásico, así que trataremos de corregir algunos errores que cometimos en cuartos de final y tratar de hacer nuestro juego y ojalá podamos estar en una nueva final”, dijo Lucas Zelayarán, mediocampista felino.

Selena Gómez causa asombro en el Festival de Cannes

Cartón de Tony: Un clima de optimismo