in

Se toman un respiro

Yoanner Negrín ganó el segundo partido de la serie ante León

Difícil ha sido para los Leones afrontar las primeras seis series de la temporada 2019 de la Liga Mexicana.

Pero por fin, pudieron ganar al menos una.

De martes a jueves se enfrentaron a unos Bravos de León que, aunque van arriba de los melenudos en la Zona Sur, mostraron que tienen un bullpen que falla tanto como el de las fieras.

En el primer choque, cuando flaqueó el japonés Yasutomo Kubo, de inmerecida derrota, los melenudos se fueron con todo sobre los relevistas para ganar, aunque igual de forma inmerecida, no pudieron darle la victoria a José Samayoa, quien lanzó su tercer gran partido del año, pero sin decisión todavía.

El segundo choque fue una auténtica pesadilla. Apaleados sus lanzadores desde temprano, llegaron a estar 9-0 abajo en cinco actos. Comenzaron a reaccionar, pero sus artilleros dejaron ir muchas carreras y se perdieron ellos mismos, haciendo berrinches como el de Jorge Flores rompiendo el bate con las piernas tras un ponche.

Para cerrar, Yoanner Negrín lanzó bien en cinco actos y dos tercios, los relevistas tuvieron noche casi perfecta y los cañoneros batearon al principio y al final para, con una paliza, agenciarse su primera serie. ¡Y respirar!

 

“Gallo” Estrada se luce y es nuevo campeón mundial

Cartón de Tony: Chamanismo y correctivos