in

Sergio García, feliz de estar en Augusta

El español Sergio García durante las prácticas en Augusta

El español Sergio García, campeón en 2017, regresa esta semana a Augusta, después de no haber podido participar en el Masters de noviembre, sintiéndose afortunado y dispuesto a volver a disfrutar su 22a. participación en el primer torneo grande del año.

“Fue una pena no estar aquí en noviembre”, dijo García, que no pudo participar en la aplazada edición 84 del Masters porque dio positivo en la prueba del coronavirus. “Las cosas ocurren porque tienen que ocurrir y hay que aceptarlo”, agregó el ganador de la chaqueta verde en 2017.

“El campo se está jugando muy diferente a como se jugó en noviembre”, comentó García después de su segunda ronda de práctica, junto con el bicampeón José María Olázabal.

Tras un largo año de suspensiones y postergaciones de acontecimientos deportivos por la pandemia, el Masters de Augusta regresa a sus fechas habituales de abril y preparado para recibir a los mejores golfistas del mundo con sus ondulados greenes y la firmeza de sus estrechos fairways.

“El año que no puedes venir te das cuenta de que es un sitio muy especial y, aunque haya veces que no salga bien, siempre merece la pena estar aquí”, dijo Sergio García, de un torneo en el que no ha pasado el corte en seis ocasiones, dos ellas en sus dos últimas participaciones, y ha terminado cuatro veces entre los diez primeros.

Como ha ocurrido con otros ganadores de la chaqueta verde, para García, el histórico recorrido del Augusta National Center guarda el recuerdo de momentos difíciles y de grandes celebraciones con familiares y amigos, cuya ausencia notará esta semana.

Hasta hace unas semanas llevaba más de un año sin ver a sus padres. “Son cosas que no me habían ocurrido en la vida”, comentó el golfista de Borriol, quien se estrenó en el Masters en 1999 en compañía de su padre, Víctor, como caddie.

“Todo el mundo ha sufrido mucho y hay que llevarlo de la mejor manera posible”, dijo García, contento de jugar al golf, “que es lo que más me gusta”.

“Ves poco a poco que el trabajo que estás haciendo va dando sus frutos y te sientes un poquito más cómodo y haces las cosas un poco mejor. Así es más fácil disfrutar”, agregó el número 40 del ránking mundial.

García forma parte de un trio de golfistas españoles en Augusta, junto con Olázabal, ganador de las ediciones de 1994 y 1999, y Jon Rahm, número 3 mundial.—EFE

Otra vez corren la fecha de vacunación antiCovid en 9 municipios

Alistan segunda ronda de vacunación en Progreso