in ,

Son Venados de liguilla

Foto: Megamedia

Yucatán peleará por el título tras meritorio empate

Y el equipo que se pensó podría quedar fuera del Ascenso MX… ¡Está en la liguilla por el título!

Los Venados FC Yucatán, a sangre y fuego, con una personalidad que les dejó como un equipo de mucho respeto, lograron su boleto por méritos propios al empatar sin goles con los Mineros de Zacatecas, en la fecha 15 del Clausura.

Los astados llegaron a 20 puntos, mismos que los Dorados de Sinaloa, que sin embargo van arriba por mejor diferencia de goles. Nadie los puede sacar de la fiesta de los ocho mejores, aunque la combinación de resultados de los partidos de hoy podría hacerlos bajar del cuarto sitio. Ya no depende de ellos. Y eso era algo que en realidad les importaba poco. Ellos dependían de sí desde hace mucho tiempo.

Todos los últimos rivales fueron de la parte de arriba de la tabla. El de anoche era el sublíder, ya clasificado, y vino a lo suyo, a pelear por los tres unidades.

Pero los Venados de esta época son otros con respecto de las fechas de inicio. Y anoche lo mostraron.

No es que hayan sido superiores infinitamente, pero sí pudieron hacer daño. En los botines de Esteban Torres hubo dos de gol y en los de Paul Uscanga otra.

En los 90 minutos los astados ofrecieron el juego. Fueron los que propusieron, los que hicieron el gasto.

De hecho, la victoria, si se daba, hubiesen sido justa.

“Éste equipo está motivado. Y ahora que cumplimos con los objetivos principales, vamos a pensar en lo que viene”, dijo Sergio Orduña, entrenador de los Venados luego del partido.

Y lo que viene es estar en la fiesta de los mejores ocho de un Clausura 2019 que fue de altibajos en términos generales, pero que tuvo a los ciervos como uno de los clubes de mejor desempeño en la segunda parte.

“No serán fáciles de vencer. Así será la liguilla”, afirmó Andrés Carevic, técnico de los Mineros.

El argentino lo dijo claro: Venimos a jugarle a un equipo que se plantó bien.

Respeto, sin duda, del sublíder a un equipo que va con todo a las finales. Que ya salvó la categoría jugando una final cada noche y ahora lo debe seguir haciendo.

“Estamos contentos por este logro de los Venados”, dijo el gobernador Mauricio Vila Dosal, un conocido exjugador que se ha metido casi todas las semanas al “Iturralde”, al que anoche asistieron 9,256 personas.

No fue una fiesta de victoria. Fue una celebración de objetivos cumplidos. Quizá eso se disfrute más.— GASPAR SILVEIRA MALAVER

 

Los Leones rugen ante los Guerreros

El disco de vinilo nunca se fue

El disco de vinilo nunca se fue