in

Súbito momento en el que la vida se va

Dos fotografías del percance que sufrió Rafaelillo en la Mérida

Los percances dentro del ruedo que no se olvidan

Amigos aficionados...

Repasaba uno de mis libros favoritos de toros, “Crónica de sangre”, escrito por la pluma legendaria de Pepe Alameda. Y el “Sabio del toreo” nos lleva a la historia de 400 cornadas mortales y otras más.

¿Imagina usted tantas víctimas de este pasaje real que se llama el toreo? Pero es la ley de este milenario arte hecho cultura y deporte.

Vienen a la mente entonces la infinidad de percances que han ocurrido en los ruedos. En todos lados donde hay un evento taurino hay riesgo latente. Y todos los que estamos en el callejón o en las instancias cercanas estamos listos para dejar lo que tenemos para saltar a la arena o al menos hacer algo para distraer la atención del toro para ayudar al necesitado.

Tengo un recuerdo, por ejemplo, de una de mis idas a la Plaza Mérida. Y no, no la olvido. Era principios de los 90. Toreaba Rafaelillo. Y vino el percance de manera súbita. Un zumbido marcó el instante en que el cuerno del toro rompió la tela de la taleguilla e hirió las carnes del torero. No fue grave. No al menos como aquella de 1977 que dejó casi muerto a Rafael Gil, quien volvió del más allá con sangre de los generosos aficionados yucatecos y los médicos de casa que le atendieron.

Cada que me voy al tema de los percances en el ruedo me viene a la mente ese instante. Recuerdo una charla con Juan José Padilla en un hotelito de Bécal, donde el jerezano toreó tras la grave cornada que le arrebató un ojo un año atrás. Me grababa mi hijo Ignacio y quedamos perplejos cuando dijo que “me llevaré ese sonido a la tumba”, hablando del instante en que el toro le incrustaba el cuerno en la cara. Una fracción de segundo.

Momentos en que se va la vida y vuelve en un instante. Como cuando te impactas, te pierdes en un momento en que sientes que todo se va. Y no siempre es satisfactorio para todos poder volver. Vivirlo y recordarlo te llevará toda tu existencia.

La pregunta del día: ¿Dónde ocurrió la tragedia de Padilla?

Respuesta a la pregunta de la semana pasada: toreros artistas mexicanos los hermanos Capetillo, Alfredo Leal, que actuaron muchas veces, y los cantantes Emmanuel y Napoleón, entre otros.

 

Autocríticas de morenista

Progreseño gana beca de EE.UU.