in

Tarde de todo o… nada

Michelito Lagravere tiene una tarde crucial hoy en la Monumental

Confirmación de Michelito hoy en la Plaza México

Una tarde, de Corrida de Oreja de Oro, puede ser el parteaguas en la carrera de Michelito Lagravere.

El diestro yucateco se juega el futuro hoy, cuando haga el paseíllo en la Plaza México para confirmar su alternativa, de manos de Arturo Saldívar, con el testimonio de Sergio Flores.

“No puedo negar sentir… No sé si temor, o algo parecido, pero estoy consciente de lo que me juego en esa corrida. Me puede catapultar, o quizá me cierre más puertas”, dijo el matador yucateco, quien ayer tentó en una ganadería, previo a la tarde, ante toros de Cieneguillas y Arturo Gilio.

Lagravere Peniche, hoy con 21 años de edad, se presentó por primera vez en la México cuando era el niño torero sensación. Dos tardes de novillero, ambas en 2010, no le permitieron mostrarse como hubiese querido, “pero ahora que llega esta oportunidad tengo que salir a darlo todo, de esas tardes en las que es a triunfar o morir, en que tienes que salir a entregarte, a abandonar el cuerpo para poder torear sin presiones ni nada”.

Para esta corrida, Michelito contó que usará un terno muy simbólico: cuando le estaban por reaparecer hace unos años en la México, el fallecido matador Jorge San Román le ofreció un traje con la consigna de “lo vas a usar cuando vayas a confirmar”. Pero no se pudo cerrar la contratación y San Román falleció, pero el vestido de torear quedó listo para cuando se diera la ocasión.

“Y lo usaré. Con todo cariño”, comentó.

Michelito, quien hizo historia en noviembre de 2012 al convertirse en el torero más joven en tomar la alternativa (Plaza Mérida), será el segundo yucateco en confirmar su doctorado en la México, tras Antonio del Olivar (25 de enero de 1959).

“No solo cuenta esa parte de la historia. Hay mucho más en juego”, expresó.

La cita, a las 4:30 de la tarde (transmisión en vivo en TDN).— Gaspar Silveira

 

Solo cinco dueños recuperaron sus motos en Ticul

”Chispa” se va de los Tigres