in ,

Tienen derechos... y talento

Foto: Megamedia

Lupita Worbis Aguilar: larga lucha por el crecimiento del fútbol femenino en Yucatán y México

En lo particular, cada que el editor escucha el nombre de Lupita Worbis, una mujer triunfadora con toda legitimidad en el fútbol, lo primero que le viene a la mente es una fotografía publicada en el Diario en el ya lejano 1994.

No era futbolista, claro. Era una chiquilla atrevida, talentosa, que quería, y tuvo que, jugar béisbol en un equipo de varones. Medio mundo se escandalizó cuando fue registrada en la Liga Yucatán. Guadalupe Worbis Aguilar, su nombre oficial, quedó grabado para la eternidad en el deporte organizado. Hoy, en la Yucatán y en otros circuitos antes sólo para varones, hay niñas en casi todas sus categorías. Ella fue de las pioneras.

Cinco lustros más tarde, Lupita sigue dando de qué hablar. Y no creemos que vaya a dejar de ser noticia. Históricamente, estará entre las mujeres más importantes de Yucatán, no sólo del deporte. No fue beisbolista, pero sí futbolista profesional y es uno de los referentes de la Liga MX Femenil. Ha portado muchas veces la playera de la Selección Mayor y en todo México se sabe quién es “y es un gran orgullo”.

Lupita Worbis, la abanderada histórica del fútbol para damas en Yucatán, fue parte fundamental de la primera llegada de Academia Femenil FIFA FMX, que el fin de semana reunió a 60 niñas en el Kukulcán. El número es importante si se considera que la apertura va ganando terreno en Yucatán, igual que en México. E igual de importante, señala la actual delantera del Puebla, “es ver que vinieron muy contentas, entrenaron y jugaron con entusiasmo. Ojalá que salga alguna para la selección”.

¿Qué vieron Lupita y los demás visores?

“Mucho entusiasmo, alegría por querer jugar. Vimos a varias que juegan bien, tienen técnica, tienen muchísima idea del fútbol. No sólo corren por la pelota”.

¿Encontraron lo que se buscaba en el visoreo?

“Hay algunas que le pegan con la izquierda, luego son las que se requieren. Pero igual necesitamos que le peguen con la cabeza, que visualicen a dónde van a mandar el balón cuando les toque pegarle”.

El concepto del fútbol femenil ha cambiado. Fuiste pionera. ¿Cómo lo ves ahora en comparación a cuando comenzaste?

“Ahora hay muchísimas más oportunidades que las que pude tener en mi época, casi casi jugué en ligas de niños siempre. Ahora hay ligas femeninas. El fomento al fútbol femenil ha ido creciendo, gracias en parte a que hay un poco más de apertura en la sociedad. Dejamos de ver que es un deporte para niños, ahora vemos que las niñas pueden jugar. ¡Mira cuántas niñas están aquí! Y acompañadas por sus papás, eso es importante para el desarrollo de las mujeres”.

Le pedimos que defina, desde su perspectiva, el concepto del valor de la mujer y de la futbolista.

Valor de la mujer: En la sociedad jugamos un papel muy importante. Antes nos decían que las mujeres éramos para amas de casa, para cocinar, estar para la familia. Las mujeres también tenemos sueños, somos capaces de hacer lo que nos gusta, solo necesitamos la oportunidad y desarrollarnos en lo que queremos hacer. A veces no falta que nos las den, nosotros las buscamos y las encontramos. Y vamos por nuestros objetivos”.

La jugadora: En Yucatán, en México, ya tenemos una herramienta muy importante para desarrollarnos. Yo era muy tímida, pero estas cosas te van abriendo otros horizontes. Por ejemplo, poder jugar, representar a México en otros países. Ni te imaginas lo que puedes alcanzar. Por ejemplo, el que por ser futbolista ibas a estar en quién sabe que países”.

Y remata: “Es lo bonito del deporte, que podamos cumplir nuestros sueños en la vida”. Aquella chiquilla que en 1994 aparece sonriente en la foto de Megateca, vestida de pelotera, ahora es referente del fútbol femenil. Y también sonríe. Lo hace porque, afirma, “pude realizar mis sueños. Y hay muchas niñas que pueden hacerlo. Tenemos los mismos derechos. Y también tenemos talento”.— Gaspar Silveira

Síguenos en Google Noticias

Quieren salvar La Plancha

Cartón de Tony: Estrategia militar china