in ,

Tigres derrota con “un zarpazo” a Pumas

CIUDAD DE MÉXICO.- El equipo de Pumas de la UNAM desaprovechó su mejor momento en el partido y Tigres sí; para llevarse la victoria del estadio Olímpico Universitario con el gol histórico del francés André-Pierre Gignac.

El delantero galo perforó la meta del Club Universidad al minuto 89; con esto alcanzó su anotación 105 con la playera de Tigres, para ser el máximo goleador en la historia de la institución norteña.

Pumas -que jugó con uno menos por la expulsión de Jeison Angulo, al 71- perdió el invicto y se quedó con seis puntos; mismos a los que llegaron los regiomontanos en esta fecha tres del Torneo Apertura 2019 de la Liga MX.

Pumas sabía que este duelo sería su examen más complicado y como tal lo afrontó en el primero tiempo; con la pelota en los pies sin dejar que Tigres siquiera pusiera en aprietos al portero Alfredo Saldívar.

La batalla en el campo

Aspectos del encuentro entre Pumas y Tigres en el Estadio Olímpico Universitario. Fotos de Notimex

En partidos pasados, los auriazules tenían problemas en los primeros 45 minutos; hoy fue a la inversa, desde el silbatazo inicial buscó presionar y encerrar a los regios.

En su primera llegada Pablo Barrera, quien por primera vez fue titular en el certamen, perdonó con disparo apenas desviado.

Después el paraguayo Carlos González; otra vez como único delantero, mandó un remate al poste, y luego el argentino Víctor Malcorra provocó el lance vistoso del guardameta Nahuel Guzmán; en lo que, tal vez, ha sido lo mejor de Pumas en la era del técnico español Míchel González.

Sin embargo, contra Tigres; el actual campeón y una de las plantillas más caras del fútbol mexicano, había que reflejar el dominio en el marcador para no sufrir y Pumas no lo hizo y lo padeció.

Una expulsión merma su garra

En el arranque del complemento; los pupilos del brasileño Ricardo “Tuca” Ferretti rozaron el gol con cabezazo de Eduardo Vargas, que se impactó en el poste contra un vencido Saldívar. Y cómo se suponía a los de casa les costaba un poco más acercarse a la meta rival.

La situación empeoró para los capitalinos cuando se fue expulsado por doble tarjeta amarilla Jeison Angulo, hecho que le hizo llorar.


A Pumas le tocó acomodarse atrás y buscar el error del rival; pero Tigres tuvo un despertar que lo hizo aduerñarse del esférico.

Sin tiempo por delante y desmoronado; Pumas careció de reacción, Tigres aguantó con el balón en los pies y con el tanto para la historia se llevó el triunfo en el Olímpico Universitario.

Gignac superó a Tomás Boy y de paso confirmó que Pumas es su víctima preferida al marcarle nueve dianas.

El árbitro del partido fue José Alfredo Peñaloza, quien tuvo un trabajo aceptable y amonestó a los locales Nicolás Freire y Jeison Angulo; más la expulsión a éste colombiano. Eduardo Vargas, Guido Pizarro y Jaír Díaz vieron la amarilla del lado visitante.

Seis mexicanos murieron en tiroteo en El Paso, Texas: López Obrador