in ,

Tigres vencieron 3-0 a los Leones en el regreso de la afición

Tres carreras en la novena, la diferencia; gran noche de Negrín

El retorno de los aficionados al gran estadio yucateco no tuvo la cereza del pastel.

En algunos grupos de aficionados se ha hablado sobre si viene mejor preparado Enrique Burgos para ser el cerrador de los Leones, en lugar de Josh Lueke. Anoche, Burgos despachó bien la octava, como preparador, y Lueke no tuvo fortuna en la novena y los Tigres de Quintana Roo vencieron 3-0 a los Leones, en el partido que marcó el retorno de los aficionados al Parque Kukulcán, en lo que supuso ser un avance ante la pandemia.

Foto: Megamedia
Una aficionada se toma la temperatura antes de ingresar al Parque Kukulcán. A la izquierda

Doblete de Alexis Wilson, una línea que se fue al rincón del izquierdo, vació la casa llena en la novena entrada de un encuentro en el que los pítchers dominaron, de forma especial los abridores, Jonathan Castellanos, por los Tigres, y Yoanner Negrín. El “Asere” cerró su pretemporada con una sólida serpentina de tres hits en cinco episodios. El viernes seguramente él será el abridor de choque inaugural ante los Piratas, en Campeche.

Melenudos y bengalíes batearon a siete imparables, en noche en que el marfil apareció varias veces: cuatro pifias de los visitantes y tres de los locales.

Yucatán tuvo varias ocasiones para anotar. Pero, por ejemplo, Art Charles bateó tres veces para doble matanza, frustrando posibles ataques.

Los Tigres tuvieron una y la aprovecharon bien. En la novena, llenaron la casa, ya con dos fuera, y Wilson sacó un trallazo que Liddi no pudo detener en la esquina caliente. Todos los corredores anotaron, y se dejaron escuchar protestas de los aficionados. Ya sabe, si no ganan los Leones se inconforman. Y sí, se fueron cabizbajos por no triunfar, pero en el fondo contentos por haber regresado al estadio. Algo es algo.

Rara noche en la vuelta del público al Kukulcán ayer (fotos)

Exigen la liberación de ocho militares en Venezuela