in

Un fuerte desafío

La karateca Lupita Quintal entrena actualmente en Sonora

Exponen lo difícil de sobresalir en tiempos de Covid

El Conversatorio “Evolución del Entrenamiento Deportivo en Tiempos de Pandemia”, contó con la presencia de la karateca Guadalupe Quintal Catzín como invitada especial para dialogar sobre sus vivencias durante este año 2020, que la obligó a entrenar en su casa durante más de 3 meses y posteriormente viajar a Sonora, donde actualmente se encuentra, en busca no perder el nivel de competencia que tiene en busca de asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Este evento fue abierto para los alumnos del Inter quienes estuvieron pendientes del conversatorio que duró una hora, donde expusieron los detalles de cómo han afrontado el deporte en tiempos de pandemia, escuchando las vivencias de Lupita Quintal como deportista.

“Estaba entrenando en el Centro Nacional de Alto Rendimiento cuando a mediados de marzo nos ordenaron regresar a nuestras casas porque todo se iba a cerrar. Como todos pensamos que esto iba a ser pasajero, de un mes o quizá 2 pero se prolongó y llevamos 7 meses. Tuve que improvisar, me di cuenta que entrenar en mi cuarto junto a mi cama no era lo mismo que en un gimnasio y mi cuerpo comenzó a resentir esa falta de entrenamiento”, relató la deportista yucateca. “Tuve que viajar a Sonora, porque me ofrecieron condiciones para entrenar con más libertad que en otras partes del país y además, con otros deportistas de karate, por eso viajé y ahora creo que he recuperado mi forma, pero fue una experiencia difícil para todos y seguramente no lo olvidaremos nunca”, señaló Quintal Catzín.

Por su parte, Carlos Sáenz Castillo aseguró que “el IDEY tuvo que reinventarse, ya que el cierre de unidades deportivas fue muy difícil para todos, pero no podíamos detener el deporte así que implementamos un sistema de entrenamiento virtual para los instructores, que a su vez lo utilizaran para mantener a los deportistas en activo, sobre todo a los seleccionados nacionales que tenemos”.

“Hace unas semanas tuvimos que abrir un área protegida en el Multigimnasio Kukulcán que llamamos la burbuja, para que los deportistas de alto rendimiento de algunas disciplinas no paren sus entrenamientos y con el apoyo de la Secretaría de Salud, pudimos aplicar las pruebas del coronavirus a los atletas y mantenerlos en constante revisión, mientras siguen su proceso de preparación para los selectivos que se avecinan”, dijo.

Además, surgieron otros elementos para mantener en contacto constante con los deportistas, que antes no existían como las Charlas Deportivas del IDEY.

“Tuvimos que reinventarnos”, señaló el titular del IDEY, quien también está consciente del esfuerzo que han realizado muchas asociaciones deportivas para cumplir con los lineamientos de salud.

Finalmente, todos los participantes en el panel coincidieron que si se perdió en lo económico por los cierres de campos deportivos, la cancelación de torneos y ligas, se aprendió mucho en lo personal y los que viven esta época, aprenden el valor de la salud y e importancia de cuidar nuestras vidas.

 

Joao Maleck, de promesa del futbol a culpable de doble homicidio

Imponentes Termas de Caracalla