in

Un maestro que aprende

Pablo Hermoso de Mendoza

Cuando surgió la figura de Pablo Hermoso de Mendoza a finales de los años 80, se hablaba de una posible revolución del toreo a caballo. Y a tres décadas, lo ha revolucionado a tal grado que se habla de un antes y un después de Hermoso de Mendoza.

Pablo Hermoso de Mendoza

Gaspar Silveira Malaver

Pocas veces suele conceder entrevistas fuera de la plaza, el entorno donde se ha ganado a pulso el título de mejor rejoneador de la historia o el revolucionario del toreo. Pero nos regaló Pablo Hermoso de Mendoza una larga charla, que era una entrevista y se convirtió en conversación, narrando en primera persona sus vivencias en tres décadas de estar en lo alto del escalafón del toreo a caballo.

A unas horas de su primera corrida en el lienzo de la Feria Yucatán de Xmatkuil, Hermoso de Mendoza se dice ávido de dar satisfacciones a quienes vayan a verle. En una frase dicha y sentida: ilusión por ilusionar. Porque, afirma, todavía tiene esas sensaciones que hacen que salga tarde a tarde a brindarse.

Hermoso de Mendoza será el atractivo central de la corrida que montarán para hoy Toros Yucatán y la Feria. Alternará en mano a mano con el yucateco Cuauhtémoc Ayala, lidiando cuatro toros de Marrón, a partir de las 8:30 de la noche.

¿Todavía puede sentir ilusión por torear, como si fuera un chaval buscando oportunidades?

“Estoy feliz de poder hacerlo. Eso es lo que me tiene aquí”.

A casi 20 años de estar por primera vez en Mérida, regresa a Yucatán tras una temporada exigente, en México y España

No puedo decir otra cosa que no sea estar agradecido con la oportunidad de ir por primera vez a Mérida, porque se me abrieron otras puertas del Sureste que son fundamentales en cada temporada. Conocí lugares muy hermosos, pude torear en Mérida, Peto, Valladolid, Tizimín, Panabá. Y luego toda la zona de Campeche, donde también se disfruta el arte del rejoneo. Particularmente puedo decir, con conocimiento, que Mérida, Yucatán en general, es uno de los rincones del mundo en donde más se disfruta el toreo a caballo. Los rejoneadores nos sentimos halagados de que exista esa parte querida de México porque vivimos otro tipo de sentimientos cuando estamos allá.

Y como si nada… Pablo Hermoso de Mendoza toreando tarde a tarde para mantener su posición de privilegio en el rejoneo…

Como diría el maestro Vicente Fernández: ‘Mientras la gente siga aplaudiendo, pues yo seguiré entregándome al cien por ciento’. Porque esa es la intención siempre: hacer que el público disfrute y disfrutar uno mismo.

No tiene para cuando irse. ¿O ya piensa en eso?

Mientras tenga facultades físicas, pues seguiré toreando, haciendo las temporadas en México, compaginando la preparación de mi hijo y el lanzamiento de su carrera. No me veo separado de lo que más me gusta en la vida, que es montar y torear a caballo.

Publicamos un interesante reportaje de mundotoro.com en el que analiza su temporada. Habla de clasicismo y pureza. ¿Cómo la define? Porque, con 30 años de alternativa, y tantos años más en la brega, ¿cómo puede hablar de esos dos puntos fundamentales en el toreo?

Voy consiguiendo lo que un día me propuse: llenar mi vida de sensaciones. Esas sensaciones que van unidas a unos principios bien firmes, muy enraizados en lo que es la pureza, la estética y el clasicismo. Y que todo lo que haya podido innovar, revolucionar, siempre haya sido sin salirme de esos parámetros. Y sigo disfrutando de un conocimiento de más de 30 años, una recopilación de tantos momentos en la plaza, tantos caballos. Todo eso se plasma en mi mejor momento: mi madurez.

Me impacta que haya profesionales de este nivel que diga: “Tengo sensaciones por regalar algo, por aprender”, máxime con la vida ganada de usted, con dinero, posición, historia…

Todo es un poquito de las metas que te vayas poniendo, que vayas alcanzando. Te quedas con la sensación de que algo te falta, que puedas alcanzar una mayor compenetración con el caballo, una mayor armonía con el toro. Estoy convencido de que me va a faltar tiempo con una sola vida para conseguir lo que quiero, por eso nunca pierdo la ilusión de seguir trabajando.

Trato de que esas sensaciones primero me llenen a mí y a través de esa plenitud llenen al público.

Ahora vive en la faceta de papá de un joven que va para figura del toreo a caballo…

Una etapa nueva en mi vida. Creo que todos los padres nos emocionamos, pero no estamos preparados para guiar un poquito o canalizar la vida de nuestros hijos. Intento transmitirle mucho de mis conocimientos, pero siempre con el frenito bien echado para dejar que él pueda tomar también su camino, porque me da mucho miedo que la imagen de un personaje como el mío en la Fiesta le pueda marcar su camino demasiado, señalar su trayectoria, su manera de estar en la plaza. Le puedo enseñar la parte técnica, pero que después que él tenga su propia personalidad, y como cada torero, pueda hacerlo. Uno quiere transmitirle cuáles son los terrenos, las distancias, pero tienes que quedarte en ese segundo plano y que el viva su propio.

Después de tantos años, tanta gloria, y tanto sacrificio, estar en momentos clave como la alternativa de Guillermo, ¿cómo va la familia involucrada en esto, que no es un negocio, o no es solamente una profesión, sino un estilo de vida?

La familia es un pilar fundamental. Cuando se acaba el momento pletórico de la plaza, siempre volver a la familia, a los tuyos, es volver a la parte humana. Uno debe procurar que esos momentos no te endiosen, que no te hagan despegar los pies de la tierra. A mí me ha dado una solidez, una manera de vivir la vida con sencillez, sobre todo apoyado por los niños y apoyándolos en todo momento. Ahora que mi hijo decide seguir mis pasos, pues todavía te enriquecen esos vínculos con la familia, porque los vives a través de tu pasión y tus conocimientos.

¿Y qué es de su familia, sus tres hijos, y la vida entre México y España entre temporadas?

Son tres nuestros hijos, Guillermo y Paula, que son mellizos, y Alba, la pequeña. Hemos vivido un poquito a caballo estos veinte años entre los dos países, haciendo largas temporadas aquí y allá. Paula entró a universidad y se le dificulta acompañarnos, pero viene a veces un mes, se la pasa un rato aquí para estar con nosotros, y cuando podemos estar allá con ella, nos vamos todos a regalarnos un abrazo y momentos que son únicos en familia.

Ilusiona oírle y saber que pueda llegar con su propio sentimiento

“Soy feliz de estar con ustedes otra vez, de verdad. Y al paso de los años, ahora me topo con que estaré en una plaza que es nueva para mí. Fíjate: 20 años de ir a Yucatán y primera vez que voy a estar en la Feria. Todo el tiempo hay ilusiones, mías, y de los aficionados”.

Schwarzenegger dice que vicente Fox lo inspiró en política

Comparte su cambio de vida