in ,

Un wildpitch salvador

Foto: Megamedia

Los Yanquis salen de la mala racha en sufrido duelo

Cuando Wilson Ramos estrelló la pelota en el poste de férbol en la octava entrada para empatar el partido, el rostro del abridor J.A. JHapp mostró resignación y el del mánager Aaron Boone frustración. Parecía una historia más como las vividas en las dos semanas recientes.

Por fortuna, la suerte se pasó del lado de los Yanquis en la novena entrada.

Clint Frazier anotó la carrera del triunfo gracias a un lanzamiento descontrolado de Dellin Betances y los Yanquis evitaron lo que hubiera sido su racha más larga de derrotas en un cuarto de siglo, al superar 2-1 a los Mets de la misma ciudad.

Happ brindó una labor brillante hasta la octava entrada en el Yankee Stadium, y Luke Voit aportó un cuadrangular al inicio por unos Bombarderos del Bronx asolados por las lesiones y que detuvieron una racha de siete derrotas después de sumar seis triunfos seguidos.

No han perdido ocho seguidos desde agosto de 1995 —justo antes de que iniciara su más reciente dinastía de tres títulos consecutivos de la Serie Mundial y cuatro entre 1996 y el 2000.

Los Mets habían ganado tres seguidos y seis de sus últimos ocho, incluyendo una doble cartelera de la Serie del Subway el viernes en el Yankee Stadium.

Ramos recibió al relevista Adam Ottavino con un jonrón para igualar la pizarra en la octava. La pelota alcanzó la pantalla junto al poste del jardín izquierdo. Fue otro naufragio del bullpen de los Yanquis, que ha dejado escapar ventajas durante los últimos innings en los tres juegos de la serie.

Frazier gestionó una base por bolas en el comienzo de la novena frente a Betances (0-1). Alcanzó la tercera base con un suave sencillo de Jordy Mercer con un out, para que llegara a la caja de bateo el cátcher suplente Erik Kratz. Buscando la carrera a como diera lugar, se ordenó el squeezeplay y Kratz se cuadró para tocar, pero retiró el bate cuando la recta de Betances resultó muy alta y se escapó del guante de Ramos. Frazier anotó fácilmente cuando la pelota se fue al backstop . Y la tranquilidad, al menos momentánea, regresó a los rostros yanquis.

EL NOVATO Josh Fleming y cuatro relevistas lanzaron pelota de tres hits en forma combinada y los Rayas de Tampa Bay vencieron 4-0 a los Marlines de Miami.

Las Rayas extendieron a 36 su número de innings consecutivos sin aceptar carrera en el Marlins Park.

Tampa Bay maniató a los Marlins por segunda noche consecutiva. El año pasado, los blanqueó en los dos enfrentamientos en Miami.

Fleming (2-0) logró su segunda victoria en el mismo número de aperturas en su carrera. Aceptó únicamente que tres rivales se embasaran y recetó seis ponches para que los Rayas hilvanaran su cuarta victoria.

Joey Wendle conectó un par de dobles y produjo dos carreras por los Rayas, líderes de la División Este de la Liga Americana, quienes lograron todas sus carreras cuando había dos outs. Los Rays (23-11) se colocaron 12 juegos encima de la marca de .500, en una de las mejores temporadas en la historia de la joven franquicia.

En otros partidos de ayer, los Reales de Kansas City vencieron 9-6 a los Medias Blancas de Chicago, líderes de la Central de la Americana; los Filis a los Bravos, 4-1, en duelo en que Ronald Acuña Jr. le robó dos extrabases a Bryce Harper con atrapadones, y Milwauke derrotó 7-6 a Pittsburgh.

 

Así despidieron "Los Vengadores" a Chadwick Boseman

Cartón de Tony: Cachito de consejero