in ,

Una historia para contar

Ernesto Carmona

La Liga Mexicana cumple 95 años en firme lucha

Lo que “Fray” Nano y Ernesto Carmona crearon en 1925 llegó a dimensiones tan elevadas, que la Liga Mexicana de Béisbol, el principal circuito profesional en verano y el de mayor longevidad en el país, se ha convertido en referente deportivo, social y económico.

Viviendo algunos momentos de crisis en años pasados por la estabilidad que no logran alcanzar algunas de las plazas, teniendo como principal razón el duro sostenimiento de un deporte que juega a diario y no tiene un “boom” que lo dimensione al nivel del fútbol, la LMB tiene mucha historia para contar en 95 años que hoy su directiva celebrará como fecha marcada en su calendario.

Actualmente con 16 clubes, que representan a 13 estados, con crecimiento y solidez en la mayoría de los equipos, la Liga entra a una etapa en que tiene mucho en juego, especialmente en este 2020 en que la pandemia tiene varadas a las actividades masivas en todo el país.

Pero más allá de eso, es día de fiesta para el béisbol.

Sus fundadores se unieron para arrancar una liga que tenía seis equipos para jugar propiamente en Ciudad de México. Y poco a poco se fue expandiendo hasta llegar a los principales rincones del país. Sólo por un leve tiempo el fútbol de Primera División tuvo equipos de extremo a extremo del país, y ahora la LMB lo tiene con las mismas plazas, Tijuana, con los Toros, y Quintana Roo, con los Tigres. A simple vista es un lucimiento enorme poder enfrentar a los clubes de una frontera a otra, pero, en realidad, cuantificando los costos, es verdaderamente titánico hacer una travesía de Norte a Sur o viceversa con todos los gastos generados.

La Liga Mexicana se encumbró a mediados del siglo pasado, cuando empresarios como Jorge Pasquel invirtieron grandes cantidades de dinero trayendo a los mejores peloteros de la época, algunas veces incluso compitiendo con equipos de Grandes Ligas en cuanto a la contratación de jugadores. Grandes acontecimientos se vivieron en el entonces Parque Delta y luego en el recordado Parque del Seguro Social.

Se fue desarrollando poco a poco hasta crecer, llegando en alguna época a tener hasta 20 equipos, lo que luego resultó insostenible para muchos. Algunos estados como Veracruz, llegaron a tener más de un equipo (Águila, Coatzacoalcos, Córdoba y luego entró Poza Rica), y ahora sólo uno tiene más de una: Coahuila, con los Acereros de Monclova, Saraperos de Saltillo y Algodoneros del Unión Laguna.

Legendarios hombres de bombachos y spaics de fierro abrieron espacios a otros que se consagraron y llegaron a Grandes Ligas. Y la mayoría de sus organizaciones son gestoras de recursos que sirven para financiar la búsqueda de talentos en todos los rincones del país, en aras de dotar de peloteros a sus clubes, algo que en el país no realiza ninguna otra liga a ese nivel. De la desaparecida Academia de Pastejé, a la de El Carmen, y hasta los propios equipos armándose por cuenta propia.

Beto Ávila, que fue campeón de bateo en Grandes Ligas, el primer mexicano y primer latino en lograrlo; Fernando Valenzuela, quien revivió al béisbol de Grandes Ligas después de la huelga desastrosa de 1981; Vinicio Castilla se encumbró con las Rocas de Colorado, y Roberto Osuna, a quien consideran el heredero de la glorias de Mariano Rivera como cerrador. Prácticamente todos ellos surgieron de las organizaciones del béisbol de verano, sin dejar de señalar las leyendas que representaron Héctor Espino y Ramón Arano, forjados en la pelota de verano.

Y mientras se toma una decisión al respecto de lo que ocurrirá este año, aquí van algunos apuntes históricos de la LMB, la nonagenaria Liga que es la más antigua existente en América Latina en el rey de los deportes.

FUNDACIÓN: Al fundarse, el béisbol fortaleció su popularidad en México, y los primeros cimientos comenzaron el 24 de febrero de 1925 con la unificación de las Asociaciones Mexicana y del Distrito Federal, dejando un solo organismo que rigiera el béisbol en aquel entonces. Sus primeros equipos fueron México, Agraria, 74 Regimiento, Águila, Guanajuato y Nacional. Su primer encuentro se jugó el 28 de junio de 1925 y lo disputaron en el Parque Franco Inglés, el México y Agraria ganando los primeros 7-5 en 14 actos.

ACTUALIDAD: El presidente de la Liga Mexicana es el retirado pentatleta olímpico Horacio de la Vega y los equipos que la integran son, en la Zona Norte, Sultanes de Monterrey, Toros de Tijuana, Saraperos de Saltillo, Acereros de Monclova, Algodoneros del Unión Laguna,Rieleros de Aguascalientes, Generales de Durango y Tecolotes de los dos Laredos. En el Sur, Diablos Rojos del México, Tigres de Quintana Roo, Leones de Yucatán, Piratas de Campeche, Olmecas de Tabasco, Guerreros de Oaxaca, Pericos de Puebla y Bravos de León.

CAMPEONES: El primer equipo campeón fue el 74 Regimiento. El último, en 2019, los Acereros de Monclova. Los Diablos Rojos son el cuadro con más coronas en su haber, con 16.

PROVINCIA: Dominada por años por los equipos de Ciudad de México, Diablos, nacidos en los 40, y Tigres, en 1960, el béisbol de la LMB se expandió y equipos como Sultanes y Leones han cimentado sus bases para convertirse en protagonistas y competidores serios.

LOS MAGNATES: Jorge Pasquel fue uno de los más dominantes antes de mitad del siglo pasado, dándose lujos como traer a su amigo Babe Ruth y organizar partidos ante equipos de Grandes Ligas. Pasquel pudo contratar antes de la Segunda Guerra Mundial a jugadores de la talla de Satchel Paige, Monte Irvin, Roy Campanella, Ray “Mamerto” Dandridge, estrellas de Ligas Negras, y muchos peloteros blancos cubanos emigraron de Ligas Mayores a Liga Mexicana.

ESTRELLAS: Martín Dihigo, Lázaro Salazar, Al Pinkston,Alonso Perry y otros más se sumaron a los equipos mexicanos. Y surgieron figuras de casa como Beto Ávila, luego Héctor Espino, Ramón Arano, “Huevo” Romo, y otros que brillaron y fortalecieron a los clubes de casa. Y más recientemente, Matías Carrillo, Danny Fernández, “Borrego” Sandoval, “Chito” Ríos, le dieron brillo a las temporadas, camino a la inmortalidad.

LA HUELGA: El peor episodio que se recuerde en la historia de la Liga Mexicana fue la huelga de peloteros de 1980, que fracturó al circuito. Encabezados por Ramón “Abulón” Hernández, una estrella de los Diablos Rojos, y Jorge Fitch, entre otros, se negaron a jugar pidiendo derechos como peloteros profesionales. Fueron desterrados del béisbol de verano para siempre.

NOVENA IDEAL: Para festejar sus noventa y cinco años de historia, por medio de una votación entre sus seguidores en redes sociales, la Liga Mexicana confeccionó lo que llamó la Novena Ideal. Las estrellas de la vieja guardia (jugadores entre los 40 y los 70) dominaron ante las estrellas de la más reciente cuña.

FUTURO: Conocedores del tema señalan que la Liga Mexicana vive una crisis de estabilidad. No ha podido dar solidez a sus plazas ante problemas financieros. Pero su auge en plazas como Monterrey, Tijuana, Mérida y Monclova le dan un respiro y permiten mantener el fiel de la balanza. La lucha continúa.— Gaspar Silveira.

Berchelt regresa con un nocaut en el sexto