in

Una victoria en Sinaloa salvaría a los Venados

Los jugadores astados en una práctica en el “Carlos Iturralde”

Viaje por el boleto a la liguilla

Los Venados viajaron ayer a Culiacán, Sinaloa, con la consigna de dar un paso más hacia la calificación a la liguilla y asegurar la permanencia en la Liga de Ascenso, cuando el viernes por la noche se midan a los Dorados de Diego Armando Maradona.

En caso de conseguir el triunfo, los Venados aseguraría la categoría y, en combinación de resultados, se meterían a la tercera posición general por debajo de San Luis (líder general) y Mineros, que recibe a la Jaiba Brava del Tampico Madero, que actualmente ocupa la última posición de la porcentual.

Para el capitán astado Aldo Polo, el estadio Banorte representa una aduana complicada por la mejoría que el Gran Pez ha demostrado en sus últimos compromisos y con quien comparte la misma cantidad de puntos (18), además de que representa una oportunidad de cobrar revancha.

“El torneo pasado nos sacaron los tres puntos en casa y ahora nosotros vamos con la mentalidad de traernos el triunfo de Sinaloa y pelear un puesto de liguilla. Ese fue el objetivo al principio de torneo y estamos preparados para pelear por ello”, afirmó el mediocampista.

Aldo Polo dijo que el grupo se siente seguro de hacer un buen juego ante los sinaloenses: “Hemos trabajado muy duro y todos los compañeros tenemos el mismo objetivo. Lo conseguido hasta ahora ha sido a base de esfuerzo y aunque estamos muy cerca de conseguir la clasificación la realidad es que aún no tenemos nada seguro. Por eso no podemos distraer el esfuerzo”, afirmó.

Yucatecos ganan su pase al Aloha Mental Aritmetic

Henry responde con sus goles