in ,

No terminan de crecer

Wálter Silva

Yucatán cae, de forma inesperada, ante los Bravos

Lo difícil de esta temporada para los Leones de Yucatán es que, justo cuando parece que todo está bien, de pronto vemos que no.

Y que no pensemos que, una vez clasificados a la postemporada, ya esté todo arreglado para los melenudos.

Por segunda noche seguida en el Parque Kukulcán los melenudos fueron maniatados por pelotas lentas. Ahora fue Walter Silva, autor de una joya de tres hits en toda la ruta para guiar a los Bravos de León a la victoria 9-1.

No arrancó nada bien la última serie del rol regular para los melenudos, que pelean por el segundo sitio global de la Zona Sur con los Guerreros de Oaxaca.

Los bélicos ganaron su partido de anoche en Campeche y están juego y medio arriba de Yucatán, con dos encuentros por jugarse. De que es posible llegar al segundo sitio es posible. Quizá por eso el revés de anoche dolió.

Silva emuló al yucateco Manuel Flores, quien en el último partido jugado en el Kukulcán antes del de ayer lanzó la ruta completa. Esa puede ser otra preocupante de cara a la postemporada: la dificultad para batearle a la famosa moña.

Pues eso pasó anoche en el Kukulcán, donde otra vez, con todos nuestros respetos, los famosos “Perros Negros” hicieron un trabajo increíble tras la fuerte lluvia.

Y luego Silva hizo de las suyas domesticado a los Leones. Le anotaron una con dos hits en la primera entrada. Pero se encandiló y retiró a nueve en fila hasta que su cuadro cometió un error, pero otra vez tomó el control y sacó a ocho, racha que se rompió con una base.

Los Leones no pudieron conectar otro hit sino hasta la novena. Y el mazatleco, a quien los Leones quisieron traer en 2014, pero el lanzador no quiso venir, cerró con su séptimo chocolate para cubrir la ruta completa. Una proeza en esta época de abridores de cinco o seis actos.

Y los Bravos de Luis Carlos Rivera se dieron un festín ante los Leones de Gerónimo Gil bateando ni más ni menos que 18 hits. Ganaron desde la segunda entrada, al anotar tres veces ante Jesse Estrada y luego le dieron a cuanto relevista subió.

El peor equipo de la segunda mitad le dio un baile al mejor club de esa instancia justo cuando Yucatán, el líder, más necesitaba ganar. Porque, digan lo que digan, con el boleto amarrado, ¿no será más cómodo abrir en casa la serie de playoff que hacerlo como visitante?

En la página 2 presentamos una entrevista con el mánager Gil, quien dice que no pueden conformarse porque “no hemos ganado nada”. Evidentemente no. Confiarse siempre resulta contraproducente.

Dustin Crenshaw abrirá hoy por las fieras. Debe ser distinto el juego al de ayer.— GASPAR SILVEIRA MALAVER

Mexicanos hacen 1-2-3 en 100 libres S4 en Parapanamericanos

Da a luz una mujer con muerte cerebral