in ,

Yucatán vence a Oaxaca y llega a cuatro al hilo

A la izquierda

La primera barrida

La lluvia de ayer en Oaxaca no mojó la pólvora de los Leones de Yucatán.

Con otra demostración de poder en la caja de bateo, aunada a una sólida labor de sus lanzadores, los melenudos apalearon 12-4 a los Guerreros. Completaron, así, su primera barrida de la temporada 2019, con su cuarta victoria consecutiva.

En lo que parece ser una franca recuperación de los campeones de la Primavera de 2018, los Leones se consolidaron en la cuarta posición de la Zona Sur, dos juegos y medio arriba de los Tigres de Quintana Roo, quintos. Y a Oaxaca lo mandaron al tercer sitio, debajo de los Pericos de Puebla y los Diablos Rojos del México.

Antes de viajar a la Angelópolis por una serie que incluso podría, de ganarla, ponerlos más cerca de la cima, los Leones se toparon con una larga lluvia previa al tercero de la serie en el “Eduardo Vasconcelos”.

Pero no les afectó. Cuando comenzaron el duelo, a eso de las 8 de la noche, lo hicieron encendidos y la carrera de la quiniela llegó por cuadrangular de Jonathan Jones, quien tuvo dos en la noche.

Y su abridor, Jesse Estrada, aunque aceptó una carrera en el acto inicial que empató el juego, y se vio abajo 2-1 en la tercera, pero los Leones regresaron al partido con demoledor racimo de seis en la cuarta, pisaron dos veces más la goma en la quinta, y remacharon con tres en el sexto.

Y ya Estrada entonces navegó sin problemas para anotarse su primera victoria como león (era su debut con la franela yucateca). En cinco actos, dos carreras, cuatro hits y tres ponches. Los relevistas trabajaron sin sobresaltos con ese colchón que tuvieron.

En el ataque de la sexta, Jones se llevó la cerca con las bases llenas y las otras dos las remolcó Sebastián Valle con biangular. En la quinta, volvió a tronar la pólvora de los rugidores con bambinazos seguidos de Alex Valdez y Luis Juárez. Jones cerró con cinco impulsadas y Valdez se fue con tres.

El león Héctor Hernández bateó un hit en cuatro turnos y llegó a 15 juegos al hilo conectando imparables.

Y hoy, a Puebla. Los Pericos les ganaron la serie en Mérida, así que puede ser una buena oportunidad para cobrarles los platos rotos. Yoanner Negrín debe lanzar por los melenudos en el primero de la serie.— Gaspar Silveira

León toma ventaja en la semifinal contra el América

Tiñen el Olimpo de color rosado