in

El “Tato” Torres y sus recuerdos con Atlas: la final perdida y todo lo logrado

Gerardo "Tato" Torres Atlas
El yucateco Gerardo "Tato" Torres comparte con el Diario sus recuerdos de la final de 1999 (Foto de Ramón Celis)

Gerardo Torres Herrera, “Tato” para el mundo del fútbol, fue parte de aquella oncena del Atlas que perdió la final de 1999 ante Toluca.

Podría cualquiera sentirse frustrado por no ganar un campeonato, pero para el yucateco, formado en el Atlas, orgulloso portador de su playera para la eternidad, hablar de fracaso no cabe en esa final. El Atlas, pese a lo que muchos creen, fue el gran ganador de aquella histórica batalla.

“Evidentemente que nuestro sistema de juego dio de qué hablar, muchos lo siguieron. Y de ese equipo salió una constelación de estrellas que se encumbraron en el fútbol. Entonces, ¿perdimos o ganamos? Ya este año podemos celebrar el campeonato”, dice al Diario el yucateco, cuya vida, entre los éxitos logrados como futbolista, está tatuada con los colores rojo y negro de los Zorros.

“Tato” comenzó allá su andar en el balompié profesional, pues, siendo un adolescente, con el permiso y la bendición de sus padres, se fue a probar suerte para fuerzas básicas en Guadalajara. Jugó Tercera División, luego Segunda y dio el salto, en 1994, al primer equipo.

No tenía idea de a lo que me iba, o sea, qué representaría después para mí. Porque Atlas fue mi casa 12 años, o 13 años... Me formó como jugador, como persona, con los valores que, al día de hoy, sigo practicando en mi vida, en el deporte, en mi familia. Todo eso es la filosofía que te deja el Atlas. Y puedes preguntarle a cualquiera de los que haya jugado”-

Atlas, un equipo de formación

Gerardo "Tato" Torres en los 90's, con la playera del Atlas

Una verdadera constelación de estrellas ha salido del equipo tapatío de aquellos años gloriosos en los que mucho tuvo que ver Marcelo Bielsa (aquel mote que tuvieron entonces los “Académicos de Bielsa”), y cuando llegaron a la final, bajo la batuta de Ricardo La Volpe.

Podría ir Rafael Márquez a la cabeza y de allí saldría una lista interminable.

Se formaban jugadores. Siempre ha sido el espíritu de la organización. Los niños quieren ser parte de esa filosofía, y por ello hay la identidad que hay”, expresa Gerardo, en una charla en la cancha de fútbol de la Universidad Modelo, donde labora como dirigente deportivo.

Un hijo suyo, Mateo, ya está haciendo sus pininos en Tercera División.

¿Por qué no ganaron la final de 1999?

Fue la fortuna. Fue ese algo que a veces pasa. Porque fue un gran partido, y pues se decidió en los pénaltis. Así es esto del fútbol. Uno tiene que perder en una final”.

Se deja ver con mirada de asombro al ver las playeras que Ángel Durán Mena, aficionado leal del Atlas, llevó para la elaboración del reportaje especial. “Eso es el éxito del Atlas: sus aficionados son fieles”. Durán cargó consigo un verdadero tesoro y “Tato” las miraba embelesado playera a playera.

No duda en manifestar algo: “Orgulloso de ser parte del Atlas. Por siempre. Me marcó toda la vida. Y soy un afortunado de haber sido parte de esa generación. Sé que el domingo, si Dios quiere, los aficionados van a celebrar la coronación en el Jalisco. Y todo México, de todos lados del mundo, están siguiendo la huella de este equipo que Diego Cocca llevó a la final. Los fieles son los fieles”.

“Nunca mejor aplicada la expresión: ‘Lo merece la afición’. Y creo que todo México (sus aficionados), salvo los de Chivas, van a querer que nos coronemos el domingo”.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

“Es urgente” la reforma minera en Yucatán

“Estafa piramidal” en Yucatán; primeros socios sí recibieron beneficios