Economía

Calificadoras modifican perspectiva y ratifican nota soberana de México

6/5/2022 · 18:30

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- Las agencias calificadoras Kroll Bond Rating Agency (KBRA) y DBRS Morningstar realizaron modificaciones a la perspectiva y nota soberana de México, informó este viernes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

En un comunicado, la dependencia señaló que la agencia Kroll Bond Rating Agencia (KBRA) mejoró la perspectiva “de negativa a estable” para la deuda soberana de México y ratificó su calificación crediticia en BBB para la deuda externa de largo y corto plazo. 

“La agencia señaló que la ratificación de la calificación se debe al buen manejo de la economía, a sólidas métricas fiscales, un tipo de cambio flexible y un banco central autónomo que permiten mantener la fortaleza del sector externo y financiero de la economía”, precisó el documento.

Asimismo, uno de los motivos para cambiar la perspectiva de la nota fue la negativa del Congreso mexicano para la reforma constitucional del sector energético, pues con ello se reducen los riesgos en torno a posibles violaciones del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC). 

En tanto, precisó la secretaría, la agencia DBRS Morningstar ratificó la calificación crediticia en BBB para la deuda en moneda extranjera de largo y de corto plazo “con una perspectiva estable”. 

En su reporte, la calificadora resaltó el compromiso del Gobierno federal por mantener finanzas públicas sostenibles en un contexto de desaceleración económica mundial. 

“Con la mejora en perspectiva y las ratificaciones de la calificación soberana, se refuerza el compromiso por mantener métricas fiscales estables y sólidos fundamentales macroeconómicos que permitan garantizar el acceso a los mercados financieros internacionales”, precisó la dependencia. 

Para las calificadoras, la estabilidad macroeconómica del país también obedece a una composición adecuada en el portafolio de deuda que permite mitigar la volatilidad en los mercados globales. 

“A esto se suman niveles adecuados de reservas en el Banco de México y una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario por 50.000 millones de dólares que permiten garantizar el sano acceso a los mercados financieros”, concluyó el comunicado.