Consejos para fortalecer la unión entre padres e hijos

viernes, 16 de agosto de 2019 · 03:00
Herminio J. Piña Valladares En la relación de la madre o el padre con los hijos, siempre es importante tener algunas cualidades o virtudes y un libro que nos otorga luz en ese trascendental camino es “El difícil vínculo entre padres e hijos”, del escritor psicoterapeuta Jorge Bucay y su hijo el médico psicoterapeuta Demián Bucay. En este texto los autores nos indican que las relaciones perfectas no existen y que el afecto, la comprensión y la comunicación efectiva dentro la familia es un desafío cotidiano. A partir de estas premisas los dos psicoterapeutas, que viven cada día la realidad de ser padre e hijo, reflexionan una serie de consejos prácticos y útiles para construir el tipo de relación que desean establecer con los hijos. En el libro, Jorge y Demián Bucay establecen un diálogo en el que las reflexiones, las anécdotas y el intercambio de ideas permiten entender mejor lo que significa la paternidad, pero también lo que entraña ser un hijo y lo que hay detrás del complejo vínculo que se da entre los progenitores y sus descendientes. ¿Qué es ser padre? Un capítulo muy interesante es el número uno denominado “¿Qué es ser padre?”, en el que los autores mencionan que implica tres aspectos: La decisión de ser padres, el amor y la función. La decisión implica presencia, asumir el rol de paternidad y el sentido de pertenencia; mientras que el amor es ese sentimiento incondicional que durará toda la vida de la existencia de los progenitores y la función implica el cuidar, proveer y educar en forma integral a los hijos. En el capítulo seis —“El ejemplo: Los padres como modelo”— nos hace reflexionar que si queremos que nuestros hijos sean considerados y nos den a nosotros amor, atención, primero debemos darles mucho amor, atención y comprensión, especialmente cuando no se muestren muy propensos a dar ni a recibir. “La motivación: Los padres como guías” es el capítulo ocho que se inicia con una reflexión y pregunta: ¿Cómo podemos educar a nuestros hijos? La respuesta es por medio del método de la motivación y la invitación a transformarnos, no en autoridades o jueces a los que hay que obedecer o temer, sino en verdaderos guías de nuestros hijos. El modelo de la motivación no consiste en conseguir que el otro haga lo que yo quiero, sino en lograr que el otro quiera hacer lo que yo quiero. Los padres y madres debemos estar consientes que nuestra tarea educativa no es otra que contribuir a que nuestros hijos conquisten las ventajas de volverse discípulos de lo bueno y que nos permitan ayudarlos para que no pierdan el rumbo a la hora de elegir qué es lo mejor. Abogado y asesor jurídico. hjpvdirector@hotmail.com Herminio José Piña Valladares  

Otras Noticias