Plaza Grande

martes, 7 de julio de 2020 · 03:00

Nos comentan que...

[caption id="attachment_685644" align="aligncenter" width="583"] Foto de la pantalla de una plataforma en la que se nota que fue eliminado el itinerario del Learjet 45 de Air Peninsula Corp. correspondiente a los días 13 y 14 de junio[/caption]

Tal parece que alguien se chiveó por la insistencia del Diario en torno al (aún) misterioso patrocinador del viaje de Mauricio Vila Dosal a Guanajuato, los días 13 y 14 de junio, para participar en la asamblea de gobernadores panistas. Resulta que ya no aparecen los itinerarios del Learjet 45 de Air Peninsula Corp. en varias herramientas disponibles en internet. Y no hay duda de que fue una acción deliberada, pues al hacer las consultas en al menos tres plataformas, dos de ellas indican que la información no está disponible por “petición del propietario / operador” y en otra los planes de vuelo (origen-destino) simplemente fueron sustituidos con signos de interrogación, aunque se mantienen las fechas de viajes. El último vuelo conocido de esa aeronave fue el 22 de junio, de Mérida a Fort Lauderdale, Florida, un destino por cierto constante en el historial de ese Learjet.

Es destacable la coincidencia entre la constancia de los viajes de la nave a Fort Lauderdale y el interés del gobernador Vila Dosal y su homólogo de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, en la costa Este de Estados Unidos, pues esa zona figura en los planes de reactivación del turismo del Sureste que dieron a conocer ambos mandatarios el viernes pasado en Mérida. Esa enorme franja del vecino país del norte comprende también el estado de Delaware, sede central de la empresa Air Peninsula Corp., propietaria del Learjet 45 que usó el gobernador. Por cierto, en el aeropuerto meridano insisten que no existe registro del vuelo de mediados de junio a Guanajuato. Los directivos de la terminal aérea se mantienen en la versión de que al usar el hangar de gobierno no tienen conocimiento de esos datos, aunque utilicen la misma pista. En cuanto a la plataforma de transparencia también hacen mutis, con el argumento de tratarse de un viaje privado sin cargo al erario. Sin embargo, los que saben nos dicen que al hacer uso de una instalación pública, como el hangar, debería existir el nombre y responsable de la aeronave, independientemente de que el uso fuera particular.

Todo parece indicar que extramuros del Congreso se definió al nuevo comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de los Datos Personales, puesto que caería en la figura de Graciela Torres Garma, quien acaba de dejar el cargo de presidenta del Sistema Estatal Anticorrupción y se rumora en los pasillos del palacio de la 61 habría sido “sugerida” por el gobernador Mauricio Vila Dosal. De concretarse la sugerencia hoy, cuando la comisión de Vigilancia de la Cuenta Pública y Anticorrupción seleccione la terna de candidatas que enviarán al pleno, se repetiría la historia de Carlos Pavón Durán, quien fue nombrado como comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de los Datos Personales tras dejar el puesto de consejero electoral y por sugerencias externas.

Y en una más de la Fiscalía, nos comentan que los casos de Covid-19 en la oficina Central van en aumento, al grado de que han salido de incapacidad numerosos empleados, cuyos puestos han debido ser “ocupados” por compañeros de las oficina periféricas, lo que ocasiona que se atrasen los trámites, con la consiguiente molestia de los usuarios. Por si fuera poco, las oficinas no cuentan con las herramientas básicas de protección sanitaria. Hay espacios sin tapetes sanitizantes o gel antibacterial. Lo peor del caso es que los mismos empleados piden a los visitantes tener cuidado y llevar sus propios equipos de limpieza, pues no les facilitan estos implementos por “falta de presupuesto”.

 

 

Otras Noticias